access_time 00:53
|
4 de enero de 2007
|
|
análisis

La ONU se desliza a la cuenca del Pacífico

Según prevén diplomáticos europeos, el octavo secretario general del organismo internacional prestará especial atención a países como Japón, China e India.

    NACIONES UNIDAS (EFE). El inicio el martes del mandato del surcoreano Ban Ki-moon al frente de la ONU supone un deslizamiento de la sensibilidad de la secretaría general de la organización mundial hacia la cuenca del Pacífico. Según la previsión de medios diplomáticos europeos en el organismo, países como Japón, China e India podrían ser los más beneficiados por el mayor interés que prestará a su región de origen el octavo secretario general de Naciones Unidas. “El siglo XXI será de Asia”, era una máxima de Ban como jefe de la diplomacia de su país, cuyo rápido desarrollo le permite figurar, asimismo, entre las potencias económicas de un continente que busca, preferentemente, estrechar sus lazos con el americano.

     Los primeros nombramientos de Ban parecen confirmar la previsión, a la espera aún de conocer la nacionalidad de los responsables de los principales departamentos administrativos y de las agencias de ayuda humanitaria de la ONU. El nuevo secretario general designó, durante el fin de semana, a otro asiático, el indio Vijair Nambiar, como su jefe de gabinete, un puesto que en el pasado se homologó con el de virtual número dos del organismo. El británico Mark Malloch Brown era considerado como el verdadero poder en la sombra de la ONU mientras fue jefe de gabinete del predecesor de Ban, el ghanés Kofi Annan.

   Annan confirmó en el 2006 esa posición de privilegio al nombrar a Malloch Brown como subsecretario general. Mas allá de nombramientos, Ban ha mostrado, en las primeras declaraciones públicas en el desempeño de su cargo, una particular receptividad a problemas que atañen directamente a su país. Ban incluyó a Corea del Norte entre los focos de conflicto de los que la ONU se ocupará de manera prioritaria, aunque tampoco se olvidó de citar a Darfur, Irak, Irán y Oriente Medio. La alusión contrasta con la postura de la organización, que no está representada en “las negociaciones a seis bandas” con las que se trata de disipar la preocupación que causa –antes que nada, entre sus propios vecinos– la posesión de Pyongyang de armas atómicas. La nueva portavoz de la ONU, la haitiana Michéle Montas –junto a Nambiar, el único nombramiento anunciado por Ban– explicó, después y en rueda de prensa, que, “por su procedencia, (el nuevo secretario general) tiene una sensibilidad especial” por el asunto.

     PENA DE MUERTE. En el primer día de trabajo de Ban también sorprendió que no condenara el ajusticiamiento de Sadam Husein, cuando la línea oficial de Naciones Unidas es contraria a la pena de muerte. El nuevo secretario general se limitó a recordar que la aplicación de la pena capital depende de cada Estado. Montas también salió, a continuación, al paso para aclarar que si bien la posición general de la ONU es de rechazo a las ejecuciones, el nuevo secretario general prefiere mantener una posición abierta, vinculada a la legalidad de cada país. La nueva portavoz del organismo recordó que la pena de muerte está vigente en Corea del Sur, de cuyo Gobierno Ban formó parte como ministro de Asuntos Exteriores hasta su elección a la cabeza de Naciones Unidas.

    La previsible mayor preocupación de Ban por Asia no implicará, sin embargo, que el nuevo secretario general de la ONU deje de lado otros compromisos. Y, en primer lugar, con los cinco grandes del Consejo de Seguridad, Estados Unidos, China, Francia,Gran Bretaña y Rusia, los que hicieron frente común en su nombramiento, lo que hace presagiar que conservarán todas sus prerrogativas. Aparte de Estados Unidos, que tiene en Corea del Sur a uno de sus más sólidos aliados asiáticos y desde el principio apostó por Ban como candidato, en esa posición unitaria tuvo mucho que ver China, cuya voz era decisiva una vez que se acordó que el nuevo secretario general de la ONU vendría de Oriente.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.