access_time 11:56
|
4 de junio de 2006
|
ESPECTÁCULOS

La nueva belleza del cine

Scarlett Johanson se ha convertido en una codiciada actriz, no sólo por su atractivo inapelable, sino también por su gran versatilidad actoral.

    Scarlett Johanson saltó a la fama con la película Perdidos en Tokio, de Sofia Coppola, aunque antes había actuado en varios filmes.Aquí algunos detalles de su carrera. La bellísima Scarlett nació el 22 de noviembre de 1984 en Nueva York y mide 1,63 metros. Su padre es el constructor danés Karlsten Johanson y su madre, de ascendencia polaca y con la que reside en Los Angeles, se llama Melanie.

    Tiene cuatro hermanos, una mujer y tres varones. Uno de ellos, llamado Hunter, es su gemelo. Desde su niñez se preparó para ser actriz estudiando en el Professional’s Children School de Manhattan y en el prestigioso Lee Strasberg Theatre Institute. Su representación teatral, junto a Ethan Hawke, en la obra off-Broadway Sophistry logró que los ejecutivos de Hollywood se fijasen en sus dotes como intérprete, y debutó brevemente en Un muchacho llamado Norte (1994), película de Rob Reiner protagonizada por Elijah Wood.

    Después de varios papeles en personajes secundarios, Scarlett conseguiría su primer papel protagonista en Manny & Lo (1996), una road movie de crecimiento personal dirigida por Lisa Krueger y coprotagonizada por Aleksa Palladino, por la cual fue nominada como mejor actriz en los Independent Spirit Awards. Su inclusión en el reparto de la película de Robert Redford El hombre que susurraba a los caballos (1998) le supuso de nuevo grandes alabanzas por parte de la crítica estadounidense, que confirmaban a la actriz neoyorquina como una de las grandes promesas interpretativas del cine de Hollywood.

    Su explosión, después de títulos como Ghost World (2000), El hombre que nunca estuvo allí (2001) o Arac Attack (2002), se produjo en el año 2003, cuando su talento como intérprete le lleva a obtener dos nominaciones al Globo de Oro como mejor actriz por Perdidos en Tokio (2003), filme dirigido por Sofia Coppola y Girl With a Pearl Earring (2003), un drama realizado por Peter Webber que Scarlett coprotagoniza con Colin Firth. También se destacó en la película de suspenso, acción y ciencia ficción La isla (2005) dirigida por Michel Bay.

    Uno de sus últimos grandes papeles fue el que encarnó en Match Point, del célebre Woody Allen, quien ha manifestado que Scarlett es un verdadera musa para él. Esto quedó demostrado cuando la convocó para actuar en su reciente película Scoop. Su última película es The Black Dahlia, de Brian de Palma, que recientemente se presentó en el festival de cine de Venecia (foto).

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.