access_time 10:39
|
8 de octubre de 2009
|
|
CUENTAS PÚBLICAS

La Nación evalúa financiar el déficit y por eso se dilata el endeudamiento

Habría un desembolso de 11 mil millones de pesos para las provincias, que se decidirá en los próximos días.

La necesidad de conseguir fondos para afrontar compromisos y la inacción de Celso Jaque para tomar la decisión sobre la estrategia más adecuada están relacionadas con una promesa del Gobierno nacional que, si se concreta, se conocerá en los próximos días. Se trata de la cancelación de los déficit provinciales, a través de 11 mil millones de pesos que serían girados a las provincias para equilibrar sus cuentas.


    El origen de los fondos y los plazos son el verdadero dilema de Celso Jaque. Es que, la pretensión del gobernador, como de casi todos los mandatarios provinciales, es que se entreguen sin devolución. Esto es como subsidios para las agobiadas finanzas de las provincias. Sin embargo, hay pocas –casi nulas– probabilidades de que así sea, teniendo en cuenta que la Nación también atraviesa problemas financieros y busca financiamiento internacional. Por esto ayer, el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, citó a los legisladores de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Senadores y les explicó que el gobernador está dilatando la decisión porque espera estos desembolsos nacionales. La posibilidad sería confirmada en las próximas horas y, sólo si esto no se da, la Provincia apelaría al endeudamiento.


    La nueva ingeniería financiera para evitar el rojo fue confirmada por legisladores oficialistas que salieron del encuentro. De alguna manera explicaron por qué Jaque no decide de dónde saldrán lo fondos que hacen falta para no caer en cesación de pagos, en especial con los estatales, un tema que preocupa no sólo al poder central sino también a los intendentes. Según el Instituto Argentino para el Desarrollo de las Economías Regionales (IADER), el déficit consolidado de las provincias rondaría este año los 11.500 millones de pesos y sumaría así cuatro años consecutivos de rojos financieros y dos de desequilibrio primario.


     De acuerdo con esta entidad, y en comunicados difundidos en los medios la semana pasada, la desaceleración significativa en la tasa de crecimiento, tanto de la recaudación como de los envíos por coparticipación, y el aumento vertiginoso en el gasto salarial explican el deterioro en el ahorro provincial. En mayor o menor medida, casi todas las provincias finalizarían con déficit financiero este año, concluye el informe.


EN CARPETA. Las alternativas que se manejan en Hacienda para conseguir el financiamiento necesario son tres: la emisión de un bono, la solicitud de créditos a fondos fiduciarios o la emisión de cuasimonedas como el Petrom. Si se confirmara la ayuda nacional, no se usaría ninguna de las herramientas anteriores y el gobernador sólo debería preocuparse por los fondos necesarios para esquivar el déficit del 2010. Para cerrar este ejercicio en equilibrio, Jaque necesita nada menos que 500 millones de pesos.


EN LA RECTA FINAL. La preocupación de los legisladores que caminaron por la Casa de Gobierno ayer estuvo centrada en el fin de año. Es que el desfinanciamiento de la provincia podría estallar a mediados de diciembre, cuando el Gobierno deba cancelar los aguinaldos y esto, descartando de plano que los estatales puedan pedir un nuevo aumento, como tradicionalmente hacen. Por esto, la cautela del gobernador para decidir cómo dar oxígeno a las cuentas de la Provincia durará algunas horas más. Pero a principios de la semana próxima deberá tomar la decisión, a base de lo que se confirme, o no, desde Buenos Aires

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.