access_time 00:44
|
18 de septiembre de 2006
|
|
EMPRESAS

La muy buena experiencia del correo estatal

La gestión estatal de Correo Argentino ha demostrado que no todo lo que maneja el Estado lo destruye. Un ejemplo.

    Las tarifas de Correo Argentino son, en la actualidad, las mismas que se cobraban en el 2003, es decir que esta empresa del Estado, a pesar de desempeñar una actividad con mano de obra intensiva, logró absorber los aumentos de costos. “Además, estos objetivos de cumplimiento de un servicio público universal se lograron con recursos propios, sin la utilización de fondos del Tesoro Nacional”, destacó a Télam Eduardo Di Cola, presidente de la empresa Correo Argentino SA, desde su retorno a manos del Estado.

    Para Di Cola, el actual posicionamiento de la empresa es el resultado de “plantearse una lógica virtuosa de absorber costos y lograr mayor participación en el mercado, creciendo en cantidad de servicios y en volumen de operaciones”. “Hemos demostrado que el Estado puede hacerse cargo de manera eficiente, económica y transparente de la administración de una empresa estratégica”, resalta. También dijo:“Hemos mantenido la fuente laboral de cada uno de los empleados y hemos aumentado sus sueldos, aseguramos el ciento por ciento del patrimonio de la empresa y garantizamos los servicios postales.

    Todo lo hemos realizado sin disponer de un solo peso de las arcas públicas”, reiteró Di Cola. Según el ex diputado nacional cordobés, “el correo no sólo que no da pérdidas, sino que también genera ganancias. Además, desde que este Gobierno se hizo cargo de la empresa, como ya señalé, hemos aumentado nuestra participación en el mercado, en el que competimos en igualdad de condiciones con los correos privados”.

    “En cuanto a los volúmenes de correspondencia despachada, hemos crecido 60 por ciento en relación a 2003”, señala el titular de la empresa y agrega que “eso nos permite mantener el valor de franqueo de una carta simple tres veces más bajo que la competencia privada”. Ese volumen de correspondencia a que hace referencia Eduardo Di Cola es una cifra que de verdad impacta: “El Correo Argentino, hoy día, está despachando, cifra promedio, aproximadamente 1,5 millón de cartas de forma cotidiana”.

    “De todos modos –aclara el alto directivo de la empresa postal–, en esta actividad el precio no es el único determinante, también juega un rol fundamental la confiabilidad. Hoy podemos decir que el correo ha vuelto a ser confiable”. Preguntado acerca de la irrupción de los correos electrónicos y otros medios electrónicos como internet, el directivo postal opinó que “vienen a redefinir el sector, dejando menos espacio para la carta escrita, que de todas formas tiene asegurado su lugar por accesibilidad, seguridad y cobertura. Y, además, la carta tiene un valor todavía muy importante para el ser humano, que es el trato personalizado”.
  
    “El correo oficial está en todas partes, hasta en lugares inaccesibles y es, sin lugar a dudas, la mayor cadena de distribución e interconexión en el ámbito nacional. En la actualidad, tenemos más de 1.500 localizaciones entre sucursales y agencias, además de otras más de 5.500 bocas de venta”, afirmó. Di Cola explicó que el servicio del correo “es mucho más que el de la prestación postal. Por ejemplo, cubrimos el servicio electoral, somos un servicio financiero, de clearing bancario y de cobranzas; también cubrimos aspectos sociales (como pago de jubilaciones); a su vez, hacemos servicios de logística y hasta actuamos de call center en algún lugar”.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.