En vivo: una multitud despide a Diego Armando Maradona
access_time 12:52
|
3 de diciembre de 2009
|
|
SALUD

La mortalidad infantil disminuyó a 10,6 casos cada 1.000 nacidos vivos

En el 2007, el índice llegó a 11,06 decesos. Las autoridades aseguran que el principal factor para reducir los números es el control prenatal, el cual es considerado un problema cultural.

   Los índices de mortalidad infantil en nuestra provincia descendieron en un año, sin embargo, las autoridades consideran que se puede reducir un poco más si se realizan efectivamente los controles prenatales. Además, insisten en que la falta de los cuidados que deben tener las embarazadas es un problema cultural que se puede revertir. En el 2008, la tasa de mortalidad infantil fue de 10,6 muertes sobre 1.000 nacidos vivos, mientras que en el 2007, la cifra fue de 11,06. Susana Bresca, directora de Maternidad e Infancia, y Silvia Dávila, directora general de Atención y Promoción Primaria de la Salud, ambas del Ministerio de Salud, dialogaron con El Sol para compartir lo último sobre el tema. Desde 1992 hasta la fecha, las cifras han disminuido 60 por ciento y entre las mayores causas de deceso se encuentra la prematurez, es decir, una duración corta de la gestación, que se produce por muchos motivos evitables. La solución para las autoridades es una: la visita periódica al médico.

   Por otro lado, las funcionarias indicaron que existen factores que van más allá de las estrategias y acciones preventivas porque tienen que ver con otros problemas como son las malformaciones. Por eso, la insistencia con los controles anteriores al nacimiento. Una de las políticas que prioriza esta gestión es, para Bresca, el cuidado y atención de la madre y el niño. “Hemos priorizado esta temática porque consideramos que es una problemática cultural. Es una cuestión de comportamiento de la sociedad, en general, en estos tiempos, pero también tiene relación con la organización y la oferta de servicios”, manifestó la directora de Maternidad e Infancia. Lo que, según las funcionarias públicas, priorizan es evitar la mortalidad infantil en el período prenatal, en el que los controles deben realizarse durante el primer trimestre del embarazo.

   ORGANIZACIÓN. Otro de los aspectos que para el Gobierno ayuda a reducir la mortalidad infantil es la organización y planificación de los hijos a concebir por parte de la familia. El punto central es crear una cultura de salud reproductiva con las consultas médicas en el período inmediato y posterior al embarazo. Dávila indicó que a partir de los 14 años, cualquier mujer tiene derecho a solicitar los métodos anticonceptivos y el Estado, la obligación de brindarle ayuda. Otro aspecto de prevención para evitar las muertes infantiles es la lactancia materna. Las autoridades consideran que también es una actitud que hay que fomentar. Una realidad contemporánea es la dificultad que tiene una madre que trabaja todo el día para amamantar a su hijo, pero una solución puede ser que alguien que tenga a su cuidado al bebé, le dé la leche refrigerada. “Esa es la actitud de querer amamantar a su hijo”, agregó la funcionaria. Además, Dávila indicó que durante los controles prenatales, los médicos estimulan que se dé de mamar para fomentar la cultura que consideran tan importante.

   CAUSAS DE MORTALIDAD. Por año nacen 35.000 niños en Mendoza. El 99,8 por ciento viene a este mundo en instituciones sanitarias, mientras que 0,2 por ciento nace en casas. Del total de los nacimientos institucionalizados, se distribuyen en partes iguales tanto para el sector público como el privado. Bresca señaló que unas 22.233 mujeres controlaron el embarazo en el sector público. Este gran porcentaje se debe, según la directora de Maternidad e Infancia, a la ampliación de ofertas en el servicio estatal y la accesibilidad para las embarazadas que ya no tienen que hacer cola para sacar un turno programado.

  FRANCA DISMINUCIÓN. La mortalidad infantil se calcula por medio de la tasa, es decir, la cantidad de muertos menores de un año sobre el total de los nacidos vivos. Las funcionarias públicas afirmaron que desde hace varios años esta tasa viene en franca disminución, por dos factores. Por un lado, el aspecto denominado blando en el que, por medio de estrategias, se puede bajar fácilmente el índice. Por otro lado, existe el factor duro por problemas estructurales como lo económico, social y cultural. El año pasado, el principal factor fue la mortalidad prenatal como causa predominante y el eje de la política provincial es el control. Dávila informó que 52 por ciento de los decesos son producidos por este motivo, por lo que es una mortalidad potencialmente evitable. “Hace tres años era de 70 por ciento.

   Nos vamos acercando a la mortalidad dura que no podemos evitar, ya que es por problemas mucho más complejos, como las malformaciones del feto en la panza de la madre”. Si bien desde el Ministerio de Salud no se revelaron los datos, señalaron que el nivel de instrucción de la madre también es importante, porque si se cruza la información, las personas analfabetas tienen más posibilidades de que su hijo sufra la mortalidad infantil. Por otro lado, las madres menores de 15 años, representan un porcentaje destacable con 33,4% del total de la mortalidad infantil. Por eso son tan importante las acciones preventivas de salud reproductiva.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.