access_time 07:43
|
18 de julio de 2019
|

La memoria no puede mancharse

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1551349042590amia.jpg

Se cumplen 25 años de impunidad. Un cuarto de siglo sin justicia. Dos décadas y media intentando, en vano, distorsionar los hechos. Durante todo este tiempo se buscó manchar la verdad. No podrán. Por más que insistan, que quieran borrar, minimizar y frivolizar lo ocurrido, no tendrán suerte. Porque la memoria siempre estará allí. Latente. Activa. Lista para recordar quiénes fueron los responsables del atentado más sangriento en la historia del país; quiénes fueron sus cómplices; los de antes, para armar la logística, y los de después, para burlarse de las víctimas, defender a los asesinos y convertirlos en aliados.
Hace 25 años, un coche-bomba explotó frente a la sede de la AMIA, en Buenos Aires. Cuando Argentina aún no terminaba de asimilar el ataque a la Embajada de Israel, el terrorismo golpeó de nuevo. La voladura provocó la muerte de 85 personas. En un nuevo aniversario, el mismo reclamo de Justicia.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.