access_time 09:43
|
13 de junio de 2017
|
Economía

La mayoría de los acreedores de Impsa aceptaron la propuesta de reestructuración

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/243/191/001243191.jpg

<p>La deuda de la emblem&aacute;tica empresa mendocina&nbsp;alcanza los 1.136 millones de d&oacute;lares.</p>

La firma Industrias Metalúrgicas Pescarmona Sociedad Anónima (Impsa) obtuvo la “mayoría necesaria” de aceptación por parte de sus acreedores, para llevar a cabo el proceso de reestructuración de su deuda de US$ 1.136 millones, a través de un Acuerdo Preventivo Exrajudicial (APE).

Así lo informó el responsable de Relaciones con el Mercado de Impsa, Hernán Iglesias, a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

“Se formalizó la adhesión y aceptación de la oferta de APE de Impsa y su controlante Venti, por la mayoría necesaria de acreedores alcanzados”, indicó Iglesias.

Precisó que Impsa y Venti “cuentan con la adhesión a la oferta de APE de acreedores alcanzados que representan, por lo menos, las dos terceras partes del monto total existente de deuda elegible”.

También destacó que la oferta alcanzó “la mayoría absoluta de acreedores alcanzados, más del 50%, según lo requiera la Ley de Concursos y Quiebras, para llevar a cabo la reestructuración por medio de un APE”.

Hace un mes atrás, Impsa había conseguido la adhesión de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de la agencia de crédito a la exportación de Canadá (EDC) y de los bancos Bradesco y Raiffeisenbank.

Al respecto, Iglesias subrayó que “estas adhesiones constituyen un evento de singular importancia ya que, conjuntamente con las adhesiones de otros acreedores y de los tenedores de títulos denominados en serie, permiten a la compañía alcanzar las mayorías necesarias respecto del monto total existente de deuda elegible”.

Remarcó que “la compañía continuará trabajando a los efectos de culminar exitosamente el proceso de reestructuración de su deuda”.

La propuesta de APE fue presentada en enero último por Impsa, debía concluir a principios de este mes pero fue prorrogada hasta ayer, e incluyó la contratación de un asesor financiero para llevar adelante un proceso de venta de acciones.

Según los términos y condiciones del proceso de reestructuración presentado por Pescarmona y aceptado por los acreedores, el asesor financiero liderará este proceso que comenzó el 31 de mayo último, y deberá ser completado dentro de un plazo de 24 meses.

En este marco, la discusión será la futura cesión del 100% del conglomerado mendocino si aparece una oferta tentadora, contemplada en el derecho de arrastre que incluye el APE.

Además, se les ofrece a los acreedores la emisión de nuevos instrumentos de deuda por US$ 472 millones equivalentes, divididos en US$ 150 millones de Bonos Par sin reducción de capital, y US$ 322 millones de Bonos Descuento que tendrán un factor de canje de aproximadamente 0,326 centavos de Bono Descuento por cada peso de deuda elegible, más la transferencia a un Fideicomiso del 65% de las acciones de Impsa en beneficio de los acreedores.

El fideicomiso, que tendrá la propiedad del 65% de las acciones del conglomerado mendocino, fue propuesto en beneficio de los acreedores, según se informó.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.