access_time 16:44
|
7 de abril de 2020
|
|

Pandemia

La mamá de un sobreviviente del Próvolo armó un merendero

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1586280176904Paola%20Gonz%C3%A1lez%20merendero.jpg

Paola González afirmó que la iniciativa busca hacerle frente a la pandemia que dejó a los barrios más vulnerables de Mendoza sin trabajo. Ofrece viandas a más de 70 niños.

En medio de la pandemia del coronavirus, Paola González, la mamá de una sobreviviente del Instituto Próvolo decidió abrir un merendero en el barrio San Martín, en la Ciudad de Mendoza, para ayudar a familias vulnerables y que se quedaron sin trabajo como consecuencia de la cuarentena obligatoria.

“Comenzamos el sábado y ya preparamos viandas para 78 niños, aunque todos los días se van sumando más”, dijo la mujer, cuyo espacio abre de lunes a domingo de 9 a 10 y de 17 a 18.

Según indicó Paola, a través de esto busca sumar su granito de arena frente a esta enfermedad. “La gran mayoría de los vecinos tiene trabajo precarizado y a partir del aislamiento obligatorio dejaron de traer el sustento a sus hogares. Los papás ya no tienen anda que servir a la mesa”, sostuvo.

Con la ayuda de sus siete hijos y sus amigos puso manos a la obra en la cocina de una vivienda ubicada en la popular barriada. “Me levanto a las 6 de la mañana para desinfectar todo y preparar la chocolatada, hacer tortitas, rosquitas o sopaipilla para entregar en el desayuno y arroz con leche, budín o flan de pan a la tarde”, detalló.

Explicó que un adulto debe llevar un jarrito y un recipiente para llevar la vianda para los niños porque debido a la cuarentena los pequeños no pueden salir a la calle. “La gente está respetando las recomendaciones y se está quedando en sus casas, no sólo por el miedo al contagio, también porque no hay trabajo”, dijo.

Paola explicó que para seguir con esta iniciativa necesita de leche, azúcar, chocolate, arroz, huevos y levadura para hacer alimentos “suculentos”.

Para apoyar su iniciativa desde Xumek crearon una plataforma para que las personas que quieran colaborar puedan hacerlo depositando dinero el cual será destinado para la compra de harina, leche y aceite.

Se trata de la asociación para la promoción y protección de Derechos Humanos que la acompañó en la lucha por la búsqueda de Justicia del caso Próvolo donde condenaron a 42 y 45 años de prisión por abuso sexual de menores a los sacerdotes Horacio Corbacho y Nicola Corradi. 

“Si a alguien le da más seguridad tener el contacto directo conmigo puede llamarme al 2616714277, podemos coordinar para que traigan los alimentos al merendero o los lleven hasta la puerta del hospital Lagomaggiore que es el lugar más cercano y de referencia donde podemos conectarnos”, señaló Paola.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.