access_time 17:51
|
10 de enero de 2007
|
|
CASO PIOTTANTE-LIBEDINSKY

La madre de Estrella sospecha del Gobierno

Nelly Libedinsky, madre de la joven estrangulada, se refirió al director de Logística del Ministerio de Seguridad, Diego Coronel, amigo del prófugo Mauricio Suárez.

   Después de la decisión del Gobierno de ofrecer 50.000 pesos de recompensa para quien aporte datos certeros sobre el paradero de Mauricio Suárez, único acusado de asesinar al psicólogo Flavio Piottante y a su paciente Analía Estrella Libedinsky, la madre de la joven se presentó ayer por la mañana en la Inspección General de Seguridad (IGS).

   Entre otros cuestionamientos, aseguró que alguien está encubriendo a Suárez, quien está prófugo desde el 16 de julio, cuatro días después del hallazgo de los cuerpos. “No sabemos quién es. Yo no puedo decirlo. Puede ser del Gobierno. En las primeras informaciones que se dieron cuando falleció mi hija se dijo que había una persona involucrada y ayudaba a Suárez.

   Un amigo íntimo. De acá, del Ministerio (de Seguridad)”, sostuvo Nelly Libedinsky tras la reunión que mantuvo con uno de los integrantes de la IGS, Félix Pesce. La mujer estuvo acompañada por dos de sus hijos y por el rabino Bernabé Saucedo y apuntó al director de Logística, Diego Coronel, quien, horas después del crimen, se reunió con Suárez en un conocido restorán de Arístides Villanueva.

    En ese encuentro, el presunto homicida le comentó a Coronel que “se había mandado una cagada y que debía irse del país”. Pero el funcionario no comunicó el dato inmediatamente al fiscal que intervino en un primer momento. Recién el domingo 16 de julio, Coronel se presentó ante la Justicia y declaró. Sin embargo, ya era demasiado tarde y Suárez se había fugado. “No sé si es el culpable. Pero igual pienso que lo están resguardando u ocultando. No estoy conforme con la investigación, tienen que hacer más”, subrayó, indignada, la mujer.

    CRÍTICAS. Pero no sólo el pedido para que se esclarezca el crimen fue el tema a discutir durante la jornada. Fuentes consultadas confiaron que se sintieron preocupadas por la influencia que está ejerciendo el rabino sobre las decisiones de la mujer y que el caso comenzó a politizarse. Esto, porque Saucedo arremetió contra el subsecretario de Relaciones con la Comunidad, Juan Montilla, por “no poner a disposición de la familia Libedinsky a los profesionales del programa de Asistencia de Víctimas de Delitos” para asistirlos. Además, criticó ante Pesce “el entorno del gobernador Julio Cobos”,

    luego de la reunión que mantuvo la mujer con el primer mandatario el jueves en la Casa de Gobierno. “Un día después de la reunión con Cobos, el Gobierno decidió ofrecer la recompensa.Por eso no se entienden las críticas del rabino hacia el Gobierno”, explicó una de las fuentes. Por último, el religioso sostuvo ante Pesce que las palabras de Libedinsky no fueron tenidas en cuenta por los funcionarios y que esta se tuvo que retirar de la Casa de Gobierno en un “ascensor que no tenía luces”. Por otro lado, también desde el entorno de la mujer se criticó el desempeño del rabino. “No contribuye en nada a la causa. Hace dos meses que está metido en el caso y nadie lo llamó”, disparó una fuente cercana a la progenitora.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.