access_time 08:58
|
3 de diciembre de 2017
|
Investigación

La madre de Caty había denunciado a un tío por golpear a su otra hija

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15122721889401511965794999Katherina-nena%20que%20murio.jpg

Cintia Cardoso (27), detenida por el homicidio de la pequeña de tres años, había acusado a un familiar por agredir a la niña que está internada en el Hospital Notti. Investigan el papel del círculo familiar de la mujer.

La investigación a través de diferentes flancos por la muerte de Catherina Cardoso, la pequeña de tres años asesinada a golpes en Las Heras, se profundiza con el pasar de los días se conocen más detalles del mundo que rodeaba a la víctima.

Uno de los datos que puso la mira en el círculo familiar de Cintia Cardoso (27), fue una denuncia por lesiones registrada hace algunos meses. En la misma, acusaba a un tío materno por agredir a su hija mayor, que está internada en el Hospital Notti tras ser golpeada, aparentemente, por su padrastro, Jorge Gabriel Molina (25), también acusado por el crimen de Caty.

Ese antecedente provocó que los detectives policiales comenzaran a investigar a ciertos familiares de Cardoso para tratar de establecer cual era su papel en la historia que desencadenó en el aberrante homicidio de Catherina.

Las fuentes del caso revelarón a El Sol que en la denuncia, que quedó bajo el expediente 24752/17, Cintia Cardoso indicó ante las autoridades que un hermano de su madre -se reserva la identidad por pedido de los pesquisas- había agredido físicamente a su hija mayor, de ocho años.

Según declaró Cardoso, el sujeto había agarrado de los pelos a la niña, se los tiró y luego la agarró con fuerza del brazo derecho. En esa ocasión, el presunto agresor fue identificado, pero no resultó detenido en la causa caratulada bajo el delito de lesiones leves dolosas, de acuerdo con las fuentes.

En tanto, al revisar los antecedentes del familiar denunciado, se constató que sólo presentaba un antecedente por encubrimiento, registrado el 27 de abril de 2016.

En ese hecho, el individuo recibió una bomba de agua centrífuga que había sido robada de la escuela Comandante Espora, del barrio San Martín. Días después, directivos del colegio dieron aviso de a la Policía tras tomar conocimiento de que el hombre tenía el aparato sustraído, el cual estaba vendiendo a 1.500 pesos. Luego, efectivos lograron detener al tío de Cardoso, que terminó imputado por el delito mencionado.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.