access_time 19:49
|
13 de julio de 2018
|

La "letra chica" del plan que el Gobierno discutió con el FMI

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15265720432457.jpg

Incluye reducir las transferencias a las provincias, congelar las contrataciones en el Estado, frenar la baja de retenciones a la soja y demorar la reforma tributaria, entre otros puntos.

Reducir el gasto en salarios en el Estado y las transferencias a las provincias, mantener impuestos a la soja en un promedio de 25,5% y acelerar la baja de subsidios a la energía y el transporte. Estos son los puntos destacados del “staw report” que los técnicos del Fondo Monetario Internacional elevaron al directorio del organismo para que la Argentina consiguiera la línea de crédito de u$s 50.000 millones.

El informe también sugiere también vender tierras y amortizar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad para financiar el pago de reclamos jubilatorios.

En el diagnóstico que el equipo del FMI realizó sobre la situación macroeconómica de la Argentina se detallan algunas medidas acordadas que apuntan a la "realineación de la posición fiscal" del país tanto para este año como en el Presupuesto 2019, a fin de llegar a las metas fiscales comprometidas (2,7% en 2018, 1,3% en 2019 y equilibrio fiscal en 2020).

Según se lee en una de las 125 páginas que conforman el informe, que fue difundido este viernes, los técnicos del FMI sostienen que habría que “retrasar la implementación de partes de la reforma tributaria aprobada recientemente hasta 2020 como un medio para preservar los ingresos”. Se trata de la reducción de cargas laborales para los empleadores y la posibilidad de deducir impuesto al cheque del impuesto a las Ganancias.

También recomiendan mantener "la tasa promedio de impuestos a la exportación de productos de soja" en 25,5% y reducir aún más los "subsidios ineficientes a la energía y el transporte".

Además asegura que el gobierno debe limitar el gasto en salarios en el Estado mediante un recorte de "empleados no prioritarios" en 2018 y congelar las contrataciones en el sector público en 2019 y 2020, excluyendo a las universidades.

Otro punto del documento sostiene que hay que limitar la suba nominal de los salarios del sector público (incluyendo pagos no remunerativos) al 8% entre junio de 2018 y junio de 2019.

En un punto que interesa a Mendoza, los técnicos del FMI piden reducir las transferencias a las provincias un 1,2% del PBI en 2019, y asegurar que esa reducción se complete con recortes en los gastos provinciales en bienes, servicios y salarios. De esta manera, se impulsa que la reducción del déficit fiscal se refuerce a nivel provincial.

Finalmente señala que se debería “vender tierras y amortizar los activos de los fondos de pensiones que actualmente tiene el gobierno para financiar parcialmente el pago del gobierno de los reclamos de pensiones pasadas”. En otros palabras, aconseja vender el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de ANSES para financiar parcialmente el gasto público en antiguos litigios judiciales por jubilaciones.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.