access_time 07:50
|
31 de julio de 2020
|
|

Editorial

La Justicia mendocina, convertida en un conventillo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15338599613911519216506957juicio-soledad-olivera-050---100815.jpg

Mendoza necesita retomar la costumbre del diálogo político. De entender que oficialismo y oposición son las caras de una misma moneda democrática. Cada uno tiene su rol específico y debe cumplirlo, pero sin abusos ni chicanas.

Es cierto, es una postura ingenua, cándida. Pero, institucionalmente, la Provincia se vio violentada en los últimos meses por las peleas que impactaron de lleno en la línea de flotación del Poder Judicial. Demasiado. Y no hay, a la vista, una solución amistosa. Lejos de eso, la virulencia está creciendo.

La Justicia, y la Suprema Corte como referencia, no puede someterse a caprichos ni a cuestiones partidarias. Quienes estén allí deben dedicarse a mejorar la condición de vida de los mendocinos. Y generar accesibilidad es disminuir las desigualdades sociales.

Sin embargo, nada de esto puede ponerse en marcha si los debates y la tensión están puestos en otro lado. Debe haber un sinceramiento claro por parte de los dos grupos antagónicos que están en fricción dentro del máximo tribunal. Verse las caras y definir a qué intereses están respondiendo; si buscan ayudar a construir una provincia más justa o si sólo empoderarse políticamente desde un cargo. Ser independientes y dejar de lado, al menos, por un rato, las simpatías políticas.

Está claro que eso no ocurrirá. Es lamentable pero es la realidad. Y, mientras las rencillas continúan, el resto desde fuera ve cómo ese último bastión que debe garantizar la institucionalidad, se convierte en un conventillo.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.