access_time 19:51
|
27 de octubre de 2009
|
|
MURIERON NUEVE ESTUDIANTES Y UNA DOCENTE

La Justicia absolvió al chofer del micro de la denominada tragedia de Santa Fe

BUENOS AIRES (TÉLAM). Oscar Atamañuk, el chofer que conducía el ómnibus en el que murieron nueve estudiantes y una docente del colegio Ecos tras ser embestido por un camión en octubre del 2006, fue absuelto ayer por la Justicia de los cargos de homicidio y lesiones culposas múltiples, lo cual, además, no le prohíbe seguir conduciendo.

    Oscar Atamañuk, el chofer que conducía el ómnibus en el que murieron nueve estudiantes y una docente del colegio Ecos tras ser embestido por un camión en octubre del 2006, fue absuelto ayer por la Justicia de los cargos de homicidio y lesiones culposas múltiples, lo cual, además, no le prohíbe seguir conduciendo. El fallo del juez Jorge Galbucera, a cargo del juzgado correccional de Reconquista, indica que “de la prueba reunida no surgen elementos para entender que el imputado viola el deber de cuidado de sus pasajeros”, por lo que entiende que “el único responsable” fue el conductor del camión, que embistió al ómnibus en estado de ebriedad.
    Los familiares de las víctimas adelantaron que apelarán este fallo de primera instancia al tribunal del departamento judicial de Vera porque consideran que los peritajes “demuestran que el chofer no respondió con profesionalismo, sino por instinto” y que pudo haber evitado la tragedia. La demanda contra Atamañuk, quien era el único imputado en la tragedia ocurrida en octubre del 2006, buscaba una pena de tres años de prisión en suspenso, el máximo previsto por los cargos que se le imputaban. En tanto, solicitaba la inhibición permanente para conducir vehículos, petición a la que el fallo absolutorio no hace alusión específica. La denominada “tragedia de Santa Fe” ocurrió el 8 de octubre del 2006, cuando un ómnibus de la empresa Godoy que transportaba a un contingente de alumnos y docentes del colegio Ecos de la Ciudad de Buenos Aires fue embestido en la ruta 11, al norte de Santa Fe, por un camión.
     A consecuencia del accidente murieron nueve alumnos, una docente y los dos ocupantes del camión, y la investigación pudo comprobar que el conductor de ese rodado había bebido alcohol y que iba zigzagueando en la ruta. Los estudiantes regresaban a Buenos Aires desde la provincia de Chaco, adonde habían ido para realizar actividades solidarias en una escuela rural como parte de su programa de estudios. El Ministerio de Educación de la Nación instauró la fecha del 8 de octubre como Día del Estudiante Voluntario y la incorporó a la agenda escolar para que en todos los colegios se realizaran actividades alusivas. Los padres de las víctimas, además de impulsar la causa penal, comenzaron una serie de actividades para mejorar la seguridad vial en las rutas y fomentar los controles de alcoholemia, para lo cual trabajan como organización no gubernamental en distintas iniciativas.
    Una reciente investigación difundida por un canal de televisión mostró a Atamañuk radicado en la provincia de Corrientes y dueño de una agencia de remises, en la que conduce uno de los automóviles. Sin embargo, el chofer aseguró que, tras el accidente, no condujo ningún automóvil, que no sale a la ruta y se declaró una víctima más del accidente. Sergio Cohen, padre de uno de los alumnos fallecidos, se manifestó indignado por el fallo de la Justicia, adelantó que apelará y que en todos los peritajes “se muestra muy claro cómo el chofer no hace ninguna maniobra para evitar el accidente”. Cohen dijo, además, que “todos los choferes de ómnibus de larga distancia que tuvieron accidentes en la ruta quedaron muy traumatizados por ese hecho y no pudieron volver a conducir, pero este hombre sigue manejando”.
    Otro papá de un chico fallecido, Sergio Levin, dijo que el fallo “es una ofensa a la dignidad de las víctimas”. “Es un día muy triste, había pruebas contundentes contra Atamañuk reunidas a lo largo de tres años, faltaba que el juez dictaminara, lo juzgara y lo inhibiera para manejar”, dijo el hombre. “El chofer es un miembro más de la cadena de responsabilidades, no tenía la máxima culpa pero sí una culpa muy grande, iba a una velocidad superior a la que podía”, precisó Levin.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.