access_time 20:08
|
19 de junio de 2017
|

La Junta Electoral confirmó la victoria de la izquierda en el SUTE

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/245/142/001245142.jpg

<p>El organismo electoral interno del gremio de la educaci&oacute;n realiz&oacute; el escrutinio definitivo. Se redujo la diferencia y se rechazaron la mayor&iacute;a de las impugnaciones de la lista Azul Naranja.&nbsp;</p>

La Junta Electoral del SUTE confirmó que Sebastián Henríquez será el nuevo conductor del gremio de los trabajadores de la educación, luego de realizar el escrutinio definitivo en el que el FURS se impuso por menos margen, frente a las listas Celeste -histórica- y Azul Naranja.

El conteo se realizó en la tarde de este lunes en la sede del gremio con la presencia de los apoderados de cada lista.

En concreto, la Junta Electoral rechazó las impugnaciones que el sector liderado por Gustavo Correa -referente de la CTA y ahora enfrentado a Gustavo Maure- había realizado en cinco mesas luego de las elecciones gremiales. Lo que demandaba el kirchnerismo no era poco: que 500 docentes volvieran a votar por ciertas irregularidades. 

"Las impugnaciones estaban mal planteadas en el contenido", respondió Henríquez y agregó que la Azul Naranja tenía más de 800 fiscales en toda la provincia. "Una bestialidad. Pero si en los comicios no señalás nada, y lo hacés luego del resultado, entonces pierde seriedad".

Una de ellas era crucial para el FURS, la de Guaymallén, puesto que si la Junta Electoral -que, huelga decir, tenía mayor representación de miembros vinculados a la conducción actual- las aceptaba, podía llegar a perder la elección en ese departamento por apenas 3 votos.  

Si bien el miércoles recién se oficializarán las cifras definitivas, el margen se redujo a unos 30 votos de diferencia -de 90 a 60, aproximadamente, de las impugnaciones que sí se aceptaron-. Sin embargo, esto no cambió la tendencia y será la izquierda la que luego de muchos años tome las riendas del sindicato de la educación.

Consultado sobre cómo se dio el escrutinio, en un órgano de control dominado por el oficialismo, Henríquez sostuvo que "nosotros seguimos todo el proceso electoral de cerca. Si generás sospechas gratuitamente, das lugar a una intervención. Fuimos muy cuidadosos con el sindicato. Hubo un par de quilombos en algunas urnas que nos generaban ruido y la junta los fue resolviendo".

El ex titular del SUTE-Godoy Cruz -el único departamento donde la conducción sindical era oposición a la lista Celeste- también aclaró cuál es el diálogo que tiene con Jaime Correas, el Director General de Escuelas. Correas había celebrado en la mañana del lunes -acto de la Bandera mediante- el triunfo de la izquierda en el principal gremio estatal mendocino.

"Buen diálogo significa que no nos la pasamos hablando. Mi estilo de debate no es lo que se visualiza como el sindicalismo tradicional, no repito consigfnas como loro sino que debatimos con argumentos", explicó. Y aclaró que en determinadas situaciones, donde la conducción de Adrián Mateluna salió tarde o no hizo acto de presencia, terminaron planteando el problema al propio Correas. "Nuestro planteo era solucionar el tema, no hacer espectáculo".

Henríquez asumirá la conducción del gremio de los trabajadores de la educación el próximo 3 de julio.

 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.