access_time 16:16
|
2 de agosto de 2006
|
EMBARAZADA BALEADA

La joven quedaría inválida

María Celeste Romero (30), la joven embarazada que fue baleada en su abdomen durante un asalto producido en un asentamiento de Godoy Cruz, sufre una parálisis desde la cintura hacia abajo, cuadro que sería irreversible.

     Romero, quien permanece internada en la terapia intensiva del Hospital Lagomaggiore, mantiene su embarazo de tres meses, el que evoluciona favorablemente. La joven madre de tres chicos, que fue herida de un disparo que le afectó la región lumbar, presenta un cuadro de paraplejía, que la dejará con una discapacidad motriz en sus piernas.


     El lamentable diagnóstico se corroboró luego de que a Romero le practicaran una resonancia magnética, la que determinó la gravedad de la situación de la joven, indicó Sara Papa, una de las médicas que atiende a esta paciente. Papa comentó ayer que "se corroboró una lesión medular a nivel de la última parte de la columna dorsal y el comienzo de la lumbar, lo cual hace pensar que tendrá serios problemas para movilizar sus piernas. Hay una paraplejía y se presenta como irreversible", indicó Papa.


     Romero está bajo los efectos de calmantes que la mantienen dormida, debido a los fuertes dolores que sufre, por lo que aún los médicos que la asisten no pueden comunicarle su estado de salud. Con respecto a sus tres hijos, los que tienen 12, 10 y 5 años, los menores están junto a sus abuelos maternos. El domingo a la madrugada, dos delincuentes se metieron a la humilde casa de Romero, en el asentamiento Pellegrino en Godoy Cruz , y tras herirla de bala en el costado derecho de su panza, los delincuentes se llevaron un televisor y un reproductor de DVD. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.