Fiscalía de Homicidios
La joven que mató a su novio seguirá detenida en su casa
Así lo resolvió el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello. La decisión tuvo que ver con que la chica debe atender los cuidados de su hijo de un año y medio. Pese a esto, aún no se determina si actuó con legítima defensa y se mantiene la imputación por homicidio agravado.
06/12/2017

Marisol Silva (21), la joven que asesinó de un puntazo a su novio Jose Luis Baltierre (23) el lunes en Guaymallén, recibió el beneficio de la detención domiciliaria. Así lo determinó el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, quien tomó contacto este miércoles con el expediente tras ser subrogado por Claudia Ríos. La decisión se debió a que la chica debe cuidar al bebé de un año y medio que tenía con la víctima fatal. El abogado de la acusada realizó este pedido apenas Pirrello se hizo cargo de la causa.

Por su parte, el fiscal especificó que, por ahora, mantendra la imputación por homicidio agravado por la relación de pareja contra la chica. Ahora resta que se obtengan los resultados de la necropsia para determinar la veracidad de las declaraciones de Silva, quien aseguró que no tuvo intención de matar a su pareja y que le clavó el cuchillo en el cuello por accidente. 

Además, también se realizó un peritaje al cuerpo de la joven debido a que presentaba algunas lesiones. La idea es conocer si las mismas se produjeron la noche del homicidio, cuando tuvo una pelea con Baltierre, o si se trata de heridas de vieja data. Esto será decisivo para saber si solía ser víctima de maltratos por parte del padre de su hijo, tal como lo dijo durante su testimonio. 

Finalmente, otro elemento que le permitirá a Pirrello tomar una decisión sobre la situación de Silva, será el resultado del peritaje psicológico que se le realizó a la joven madre. Una vez que el fiscal tenga todo a disposición, podrá analizar si la chica actuó en legitima defensa y recupera la libertad.

El hecho

Todo ocurrió la madrugada del lunes, cuando, pasada la 1, Silva y Baltierre empezaron a discutir en el interior de su casa, ubicada en calle Valdivia al 500, en Dorrego.

En medio de un forcejeo, la chica tomó un cuchillo y le propinó un puntazo en el cuello.

Al cabo de unos minutos, el joven murió desangrado, producto de la herida. Luego de que la Policía llegara al lugar, la agresora quedó aprehendida cuando una joven amiga que presenció el episodio les aclaró lo sucedido a los efectivos.