access_time 19:45
|
12 de julio de 2019
|
El jueves se cumplen 25 años

La inusual carta del Papa por los 25 años del atentado de la AMIA

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1555410506638636904913904494757.jpg

Se la mandó al titular de la DAIA. En la misiva destaca que "esa locura no estuvo limitada a la Argentina" y plantea que el atentado forma parte de "la tercera guerra mundial de a pedacitos".

A poco de conmemorarse 25 años del atentado a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y saliéndose de los protocolos, el Papa Francisco envío una carta a los sobrevivientes y a la familia de las víctimas fatales,  en donde sostuvo que "esa locura no estuvo limitada a la Argentina", ya que "demasiadas veces en estos 25 años hemos visto vidas y esperanzas truncadas en nombre de la religión".

Para el Sumo Pontífice se trató de la  "tercera guerra mundial de a pedacitos" y aseguró que ella "no sabe de fronteras, y ha demostrado su rostro cruel desde oriente hasta occidente".

La carta del Papa fue emitida desde el Vaticano el 10 de julio pasado y está dirigida al presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits. Pero la misiva firmada en puño y letra por Francisco fue escrita el 3 de julio.

En un mensaje especialmente dirigido a todas las personas que sufrieron el ataque, el Papa reveló que "al igual que desde el primer día, cada 18 de julio mi corazón acompaña a los familiares de las víctimas, sean judíos o cristianos. Y desde el primer día, pido a Dios por el descanso eterno de quienes perdieron la vida en ese acto de locura".



También manifestó que sus plegarias son "por quienes sobrevivieron a la explosión, llevando desde entonces las heridas en sus cuerpos y en sus almas".

En ese pasaje es cuando el máximo líder de la Iglesia sostuvo que "esa locura, sin embargo, no estuvo limitada a la Argentina. Demasiadas veces en estos años hemos visto vidas y esperanzas truncadas en nombre de la religión. Esta tercera guerra mundial de a pedacitos ha convertido esposas en viudas, hijos e hijas en
huérfanos; y todo ello en nombre de Dios, blasfemando el nombre de Dios".

Destacó que "no es la religión la que incita y lleva a la guerra, sino la oscuridad en los corazones de quienes cometen actos irracionales". Para remarcar sin vueltas: "Dios nos ha llamado a convivir como hermanos, y esta fraternidad nos abraza y nos une más allá de cualquier límite geográfico o ideológico. Entre todos constituimos la gran familia humana".

En este sentido, el mensaje del Papa por los 25 años del ataque terrorista a la AMIA instó a que "esta conciencia" de fraternidad de "ser hermanos, junto con los valores del respeto y de la tolerancia, la debemos
transmitir a las próximas generaciones".

Y en el último párrafo de la misiva enviada desde el Vaticano, Francisco emite casi una orden general: "la paz no ha de ser sólo nuestro derecho, su construcción debe ser nuestra obligación".

Fuente: Infobae

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.