access_time 15:28
|
11 de junio de 2017
|
Casa Rosada

La intimidad de la reunión de Macri con chimenteros

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/242/045/001242045.jpg

<p>El Presidente los recibi&oacute; de sport, cansado y abierto al di&aacute;logo. El encuentro dur&oacute; una hora y media, y no se habl&oacute; de far&aacute;ndula.</p>

Su convocatoria generó desde las especulaciones más remotas hasta el enojo más furioso de ‘periodistas serios’”; “los eligieron para hablar de su sobrina (Naiara Awada, quien participa del ‘Bailando 2017’)” o “para que sean amables con él”; o bien “son chimenteros”, a modo de desdén, fueron algunas de las frases que se escucharon luego de que trascendiera que el Presidente había convocado, por primera vez, a una de sus clásicas reuniones off the record a periodistas del espectáculo y no políticos. Lo cierto es que ellos lograron lo que muchos otros no: una hora y media de charla distendida, en la que se abordaron todos los temas de actualidad con un Macri vestido con ropa casual y relajado.

“Lo máximo que te puede durar un encuentro con Mauricio son 45 minutos, no tiene más tiempo”, decía a modo de elogio uno de los responsables del equipo de prensa del Presidente a los convocados: Adrián Pallares, Carlos Monti, Mariana Brey, Luis Ventura, Marcelo Polino, Angel De Brito y Susana Roccasalvo, quienes el viernes acudieron a la cita a las 17 en la Quinta de Olivos. Si bien ninguno de los periodistas consultados por PERFIL supo explicar por qué los habían elegido, Ventura deslizó en Polémica en el bar que “los periodistas de política, la mayoría, hacen uno o dos puntos de rating; se reunió con periodistas de dos dígitos”. Y luego sumó, entre desafiante y orgulloso: “Fue una reunión de la patria chimentera, no de periodistas que van a ver espectáculos, de chimentos de farándula”. Por su parte, Brey reveló que a ella la llamaron el 10 de marzo para preguntarle si le gustaría asistir a una reunión, y que “luego quedó en la nada hasta la semana pasada”.
La cita. “Macri entró, saludó, ofreció té, café; estábamos servidos. Estaba vestido de manera deportiva y lo primero que se habló es por qué nos habían convocado. Dijo que nos llamó porque éramos comunicadores populares”, sumó, ya más solemne, Ventura. No obstante, fue Pallares quien rompió el hielo contando sobre el asalto que había sufrido en su casa de Flores hace unas semanas. “Conté mi experiencia porque nadie arrancaba. Flores está complicado, y ahí se desató el tema inseguridad. Macri explicó la idea de ensamblar la Policía Federal con la Metropolitana y que además está en juego el tema de la droga… Y así fueron surgiendo los temas muy naturalmente: altos precios, lentitud de la Justicia, inseguridad…”, contó a PERFIL Pallares. A lo que Monti, en diálogo con este diario, sumó: “Fue una hora y media de charla sin temario, muy natural, en la que se habló de todo. El se dedicó a escuchar y dar su devolución, y nosotros preguntamos como ciudadanos”. Para cada tema puesto sobre la mesa, Macri hizo una devolución.

“Fui con la inquietud de conocer qué es lo que está pasando para combatir la inseguridad. ¿No estamos capacitados o no se están haciendo las cosas bien? Macri respondió que es un tema complejo que en el medio está la droga. Y contó que van a elevar al Congreso la Ley Penal Juvenil. El dijo que estaba cansado y que entendía que la sociedad le estaba reclamando acciones concretas. Y que si bien sabe a lo que se expone y que va a encontrar resistencia en la oposición, no le importa”, relató el conductor a Perfil.

Otro de los temas que se trataron son las aerolíneas low cost, sobre las cuales el Presidente dijo no entender “por qué ponen tantos palos en la rueda si van a generar más puestos de trabajo”, según aportó Monti. Otra de las frases del Presidente fue: “La gente debe pensar que no sé cuánto sale un changuito. Y sin embargo, estoy al tanto de todos los precios. Estamos poniendo en marcha la maquinaria de producción, pero no se hace de un día para el otro”.

El aumento de la dieta de los diputados fue otro tema que los periodistas llevaron a la mesa y sobre el cual Macri les dijo que “no es para todos sino para los provinciales, ya que estaba calculada en base a pasajes de avión con un costo de 600 pesos cuando salen hasta 4 mil”. Fue Polino quien preguntó acerca de los trámites de adopción debido a su caso particular, ya que hace cinco años está en espera. Sobre eso, el mandatario aseguró que están trabajando en agilizar los trámites, a la vez que se indignó por la demora, y aseguró que agilizarlos es uno de los modos de, al mismo tiempo, cortar con el mercado negro de niños. La Aduana y el Senasa también fueron temas a debatir. “Dijo que es increíble que no tengan informatizadas sus bases de datos y que eso eran bolsones de corrupción que había que erradicar. Dijo que está hecho para coimear y que lo están cambiando. Que primero iba a ser la Aduana”, aportó el periodista. Incluso contaron que Macri, recibirá al padre del nene de 3 años que fue asesinado en Lomas de Zamora”.

En tanto, “de farándula no se habló nada. Sólo de Tinelli, pero en cuanto a su posibilidad de ser candidato a presidente. A lo que Macri dijo que no le falta nafta para eso , pero que no lo veía metiéndose en política luego de su experiencia en la AFA”, resumió Brey.

“No hubo ningún tipo de profundización de su vida personal, sólo le pregunté si Juliana estaba embarazada y me dijo que no”, aclaró Monti. “No era el contexto para hacer preguntas personales de curiosidad, estábamos todos en calidad de ciudadanos. Lo otro daba para una entrevista. Por otro lado, me sorprendió que dijera que no ve televisión. Que recibe un breve resumen todos los días y que no está obsesionado leyendo los diarios”, reveló la periodista de El Trece. Brey coincidió con el resto de sus colegas en que lo vio “cansado”: “Dijo que el médico le pide que baje un cambio”, reveló Monti ante un Macri que tosió en varias oportunidades durante el encuentro. Y que no se sacó fotos con nadie. Aunque todos los elegidos aseguraron que no se dio la oportunidad, pero que de seguro hubiera accedido.
Política vs. espectáculos

“No entiendo por qué se enojan. Ninguno de los que estábamos ahí pedimos la reunión. Somos todos periodistas, vivimos en el pais y nos pasan las mismas cosas. No sé por qué esas reuniones tienen que ser privativas de los de política. Me parece una mirada muy miope de la actualidad, no tienen por qué enojarse. Hicieron un escándalo”, sostuvo Monti al respecto. Por su parte, Mariana Brey afirmó que para ella fue un honor ser invitada y que aceptaría reunirse con cualquier presidente para plantearle las cuestiones de cualquier ciudadano y escuchar. “Somos todos periodistas y está bueno tener la posibilidad de dialogar. La crítica me pareció caer en un lugar común”.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.