access_time 10:37
|
19 de noviembre de 2019
|
|

Consumo

La inflación también llegó a la Navidad: los adornos, 20% más caros

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1574094629458adornos%20naviden%CC%83os%202019%208.jpg

Los principales comercios de Mendoza ya lucen los tradicionales ornamentos para que las familias decoren su casa para las Fiestas de fin de año. Las ventas vienen flojas ya que los clientes esperan los descuentos.

Se acerca la Navidad, una de las festividades más importantes del año, y los principales híper y supermercados de la provincia ya lucen los imponentes y llamativos adornos para decorar los hogares de los mendocinos. Los mismos llegan a las góndolas con 20% de incremento respecto del 2018.

Hace varios años que son pocas las personas que renuevan por completo los adornos navideños; más bien, la gente lo que hace es comprar uno o dos objetos nuevos para sumar a los existentes. Este año, según los comerciantes, la modalidad se repetirá.

“Por ahora, la gente observa precios, compara, pero son muy pocos los clientes que, finalmente, colocan en el carro de sus compras algún elemento para el árbol navideño. Los que más lo hacen son las familias que llegan con niños y que, incitadas por estos, cargan uno o dos productos”, aseguró a El Sol el gerente de un hipermercado ubicado en Belgrano y Las Heras, de Ciudad.

A diferencia de otros años, esa cadena comercial ha decidido colocar lo justo y necesario en sus góndolas. “La gente siempre espera al 8 de diciembre –día en que se arma el pino­– para comprar la liquidación, el remate final; por ello, este año, nosotros no tendremos remate, pusimos pocos adornos y a precios convenientes”, dijo el gerente, incluso, los mismos ya se venden con un descuento de 50% en la segunda unidad.

En un hipermercado de Las Heras, con sucursal en Dorrego, en cambio, abundan los adornos. Hay para todos los gustos y bolsillos y se comercializan con 30% de descuento. Pese a ello, la gente asegura que prefiere esperar a que los precios bajen más. “Ellos siempre los liquidan el 8 de diciembre y entonces es cuando conviene venir”, comentó una señora que se encontraba mirando precios.

Productos más caros

Los adornos navideños son los mismos de todos los años, algunos varían los colores o los motivos y demás, pero, en definitiva, no hay muchas novedades.

Los pinos de Navidad se pueden encontrar desde $629 (80 centímetros) hasta $1.329 (180 centímetros), pasando por algunos de precios intermedios de $909 (120 centímetros) y de $979 (150 centímetros).

 

Los precios de los adornos varían bastante, no sólo por el tamaño, sino por la cantidad de cada paquete.

Las guirnaldas, por ejemplo, tienen un costo que arranca en $89; las esferas en tubo por 12 unidades se encuentran en $199 y por 30 unidades, en $539 y vienen en tres colores: rojas, doradas y plateadas.

Otro elemento que tiene que comprarse sí o sí son las luces para iluminar el árbol o algún sector de la casa. Los precios de las mismas varían según sean blancas o de color. Las primeras por 50 unidades tienen un costo de $500 y, las segundas, por 100 unidades cuestan $699.

Entre los adornos que forman parte del pino están las campanas, cuyos costos van desde $419 a $599, cambia el tamaño. En tanto, las estrellas arrancan desde $249.

Los que prefieren adornar no sólo el árbol sino también diferentes espacios de la vivienda tienen opción de comprar velas a $299, ángeles de metal desde $299 (20 centímetros) a $499 (30 centímetros) y muñecos decorativos desde $199.

La tendencia impuesta por las amas de casa

Más allá de lo que imponga la tradición, las amas de casa son las que marcan su propia moda y tendencia. En esta oportunidad, tres de cinco mujeres consultadas han decidido conservar el árbol navideño con lo que tiene, el resto, al menos comprará un adornito.

“Es imposible renovar los adornos, mucho menos el árbol navideño. Todo está muy caro y si uno se pone a sumar eso, más la comida, bebidas y confituras, realmente no hay bolsillo que resista. En mi caso, elijo no renovar el árbol para comprar algo de lo otro”, comentó Angélica.

Por su parte, Blanca, que se encontraba mirando adornos, aseguró: “Están un poco más caros que el año pasado, pero tengo la costumbre de renovar todos los años el pino. Al menos un adorno nuevo le coloco, siempre me gustó y lo seguiré haciendo. Antes, tal vez compraba más elementos, ahora uno o dos y el resto todo usado”.

Seguí Leyendo:

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.