access_time 19:02
|
11 de noviembre de 2009
|
|
LLAMADO

La Iglesia llama a la pacificación del país

Los obispos trazaron un "severo diagnóstico" sobre la situación del país, por lo que preparan un documento que, de aprobarse, puede difundirse este jueves o viernes.

La Iglesia reclamó hoy a las autoridades adoptar políticas "a fin de cohesionar y pacificar al pueblo argentino", y advirtió sobre "la obligación" que le compete tanto al Gobierno como a los diversos sectores sociales de "solucionar siempre todas sus controversias por medios pacíficos".

Fuentes eclesiásticas revelaron a DyN que los obispos que participan de la asamblea plenaria, presidida por el cardenal Jorge Bergoglio, trazaron un "severo diagnóstico" sobre la situación del país, por lo que preparan un documento que, de aprobarse, puede difundirse este jueves o viernes.

El lunes, al inicio de las deliberaciones en la casa de ejercicios El Cenáculo - La Montonera, de Pilar, el vocero episcopal, Jorge Oesterheld, transmitió a la prensa la "gran preocupación" de la Iglesia por el clima de crispación social y las dificultades en la convivencia, por lo que se prevé que la declaración se oriente en ese sentido.

Según las mismas fuentes, el plenario episcopal instaría a la sociedad argentina a "bajar el nivel de tensión y a retomar el camino, laborioso y comprometido, del diálogo sincero" para resolver los conflictos, y evitar así "agresiones y actos de violencia" que conduzcan a enfrentamientos "entre hermanos".

En tanto hoy los obispos dedicaron algunos párrafos a la problemática social, en una declaración por los 25 años del Tratado de Paz y Amistad que evitó "la demencia de la guerra" entre la Argentina y Chile, aniversario próximo a celebrarse con una audiencia conjunta del papa Benedicto XVI con la presidenta Cristina Fernández y su par chilena Michelle Bachelet.

En ese texto, el Episcopado exhortó a los ciudadanos y sectores sociales a tomar como ejemplo "los principios" de aquel acuerdo internacional que selló la paz entre países vecinos tras el conflicto por el Canal de Beaje.

"Los principios que dieron origen al Tratado de Paz y Amistad entre la Argentina y Chile, que dispone 'la obligación de solucionar siempre todas sus controversias por medios pacíficos', son inspiradores también en el presente para la conducta de los ciudadanos y de los diversos sectores sociales", subrayaron los obispos.

Asimismo, consideraron que esos principios también son inspiradores "para las políticas que han de adoptar las autoridades a fin de cohesionar y pacificar al pueblo argentino, y celebrar con verdadera alegría el próximo jubileo de la Patria".

Tras agradecer "la audacia" de Juan Pablo II que apenas iniciado su pontificado asumió la tarea de mediador enviando al cardenal Antonio Samoré, hicieron memoria de los obispos chilenos y argentinos de aquella época, especialmente del cardenal Raúl Primatesta, que "valorando el inestimable bien de la Paz, lograron con santa obstinación abrir el único camino que quedaba para preservarla: la mediación del Papa".

El Episcopado consideró que la mediación de Juan Pablo II es "mucho más que una acción pacificadora entre dos países litigantes", sino "una fuente perenne de inspiración de alta política internacional", que el extinto Papa resumió en dos principios: "Buscar las coincidencias antes que las divergencias" y "cooperar entre las naciones".

Esta tarde, el plenario de obispos se trasladó a la basílica de Luján, donde se celebró una misa para "agradecer el insigne beneficio del Tratado de Paz y Amistad entre la Argentina y Chile", y también para encomendar a Dios, por medio de la Virgen María, "la Misión Continental que se realiza en nuestra Patria".

En la eucaristía presidida por Bergoglio, pero con homilía a cargo del arzobispo Luis Villalba, también se rezó por la pronta beatificación del cardenal Eduardo Pironio, y por las vocaciones sacerdotales.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.