access_time 20:29
|
29 de mayo de 2007
|
|

LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO

Luego del fallecimiento de un niño en el Notti por causas no del todo claras hemos leído gran cantidad de comentarios sobre las falencias del hospital pediátrico.

    Luego del fallecimiento de un niño en el Notti por causas no del todo claras hemos leído gran cantidad de comentarios sobre las falencias del hospital pediátrico. Así, habiendo atendido a nuestro hijo Manuel allí a fines del año pasado, creemos conveniente dar nuestra opinión al respecto. Manuel (de un año y medio en ese momento) tenía un problema grave en el aparato digestivo y la opinión unánime de los médicos que lo vieron fue que, de no operarlo a la brevedad, su enfermedad iba a ocasionarle dificultades importantes a mediano plazo.

    Así fue que fuimos a parar al Notti. Cuando ingresamos, nos sorprendió la gran cantidad de gente de distintos niveles sociales que recorría las instalaciones. Como un primer paso, uno llega a una ventanilla en la que declara si tiene obra social. Si tiene, el hospital le cobra por sus servicios a la misma, si no tiene, un asistente social autoriza los servicios. De ahí en adelante, la atención es idéntica para todos. Manuel fue operado y estuvo internado varios días junto a una nena sin obra social y jamás notamos una diferencia de trato. La atención fue excelente. Los médicos y enfermeras atendían a los niños de la mejor forma. Nunca nos faltó ningún medicamento ni estudio clínico y el servicio fue extraordinario.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.