access_time 20:59
|
1 de octubre de 2009
|
|
EXIGENCIA DE INVERSIÓN EN LO SOCIAL

?La extrema pobreza viola los derechos humanos?

La denuncia fue realizada por el cardenal Jorge Bergoglio. Criticó la lógica mercantilista.

BUENOS AIRES. El primado argentino, cardenal Jorge Bergoglio, advirtió ayer que los derechos humanos se “violan no sólo por el terrorismo, la represión, los asesinatos”, sino también por la “extrema pobreza”, al tiempo que advirtió sobre el nivel de fuga de capitales y el agravamiento de las desigualdades.
El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina manifestó: “No podemos acostumbrarnos a vivir con excluidos y sin equidad social”, y criticó la primacía de la “lógica mercantilista”, que no permite valorar el serio daño que la transferencia de capitales al extranjero ocasiona en las condiciones económicas y la estabilidad política de Argentina.
Tras precisar que son “150 mil millones de dólares de argentinos en el exterior, sin contar los que están en el país fuera del circuito financiero”, el prelado llamó también a reflexionar sobre los “aproximadamente dos mil millones de dólares más” que, según los medios de comunicación, se van por mes del país.
“Me pregunto, les pregunto: ¿Qué podemos hacer para que estos recursos sean puestos al servicio del país en orden a saldar la deuda social y generar las condiciones para un desarrollo integral para todos?”, interpeló, al disertar junto al rabino Sergio Bergman y la senadora Hilda González de Duhalde, en un Seminario de Políticas Públicas organizado por la Escuela de Posgrado Ciudad Argentina, la Universidad del Salvador y la Universidad Carlos III de Madrid.
Bergoglio sostuvo: “En nuestro caso, la deuda social son millones de argentinas y argentinos, la mayoría niños y jóvenes, que exigen de nosotros una respuesta ética, cultural y solidaria”, y estimó que esto obliga a todos los actores sociales, pero en particular al Estado, a trabajar para “cambiar las causas estructurales y las actitudes personales o corporativas que generan esta situación”.
El purpurado porteño consideró, además, que “la realidad dolorosa” de la deuda social, sólo podrá modificarse a través de un diálogo que permita lograr acuerdos para transformarla, al recordar que la deuda social exige “la realización de la justicia social”.
En otro momento de su exposición, Bergoglio apeló a un texto de los obispos latinoamericanos para advertir que “los derechos humanos se violan no sólo por el terrorismo, la represión, los asesinatos, sino también por la existencia de condiciones de extrema pobreza y de estructuras económicas injustas que originan grandes desigualdades”.
El arzobispo insistió en que “la deuda social de Argentina apunta contra la dignidad humana”, por lo que consideró necesario “reconstruir el tejido social, para no violar los derechos de los ciudadanos de desarrollar una vida plena, activa y digna”. “No podremos erradicar la exclusión y la pobreza, si los pobres siguen siendo objetos, destinatarios de la acción del Estado y de otras organizaciones en un sentido paternalista y asistencialista, y no sujetos, donde el Estado y la sociedad generan las condiciones sociales que promuevan y tutelen sus derechos y les permitan ser constructores de su propio destino”, concluyó.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.