access_time 16:15
|
23 de agosto de 2006
|
DATOS DEL INDEC

La desocupación en el país se ubicó en 10,4 por ciento

El desempleo bajó 1,7 puntos respecto del mismo período del año 2005, impulsado por el fuerte crecimiento de la economía. Así lo informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

   El desempleo cayó a 10,4 por ciento en el segundo trimestre del año, casi dos puntos por debajo de 12,1 por ciento de igual período del 2005, en medio de un fuerte crecimiento de la economía. Los números del segundo trimestre, informados ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), marcan incluso una baja de un punto respecto al nivel de desempleo registrado durante los primeros tres meses del año, cuando se ubicó en 11,4 por ciento.

    A fines de julio, el presidente Néstor Kirchner había anticipado estas cifras. “Si Dios quiere, me puedo llegar a equivocar, pero números más, números menos, para el segundo trimestre calculamos que la desocupación va a ser de 10,4 por ciento, contra 11,4 por ciento del primer trimestre y contra 12,1 por ciento de igual trimestre del año pasado”, dijo Kirchner, al encabezar un acto en la Casa de Gobierno en el que se firmaron convenios para pavimentar 140 cuadras en la localidad bonaerense de General Villegas.

    Kirchner manifestó en diversas oportunidades su intención de que, para fin de año, la desocupación se ubique por debajo de 10 por ciento, algo que no se registraba desde mayo de 1994. Pero además de esta importante disminución en la desocupación, también se registró una significativa caída de la desocupación demandante, es decir, de aquellos que trabajan hasta 35 horas semanales y quisieran laborar más, que pasó de 8,9 en el segundo trimestre del 2005 a 8,1 por ciento para abril-junio de este año. Según fuentes del Ministerio de Economía, esta baja se debe “a una mejor calidad del trabajo”, debido a que aquellos que se desempeñaban “de manera irregular, van pasando a ser empleados estables, muchos de ellos en blanco”.

    Al respecto, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, destacó que “por primera vez en 30 años comenzó a reducirse el trabajo no registrado”. El funcionario afirmó que en el país “se había desmantelado el control del trabajo”, y que se le quitaron las facultades de fiscalización a la cartera que conduce. Ahora “hemos regenerado los controles, donde quedaban 12 inspectores pasamos a tener 350 y recuperamos las competencias”, sostuvo Tomada. “Decimos que hay leyes y hay que cumplirlas, y el que no cumpla será sancionado”, advirtió.

   Según los números suministrados por el INDEC, en el segundo trimestre, la sub ocupación no demandante se mantuvo en torno a 3,9 por ciento. Con un crecimiento de la economía al 8,0 por ciento anual, la construcción continúa impulsando la demanda de mano de obra, junto a otros sectores fabriles como las automotrices, fábricas de autopartes y metalmecánicas. Como un ejemplo de este crecimiento, la semana pasada, la automotriz General Motors anunció que incrementará en 40 por ciento su producción en la planta de Rosario, que gran parte de esas nuevas unidades se destinarán a la exportación, y que, por ende, deberá tomar a otros 400 empleados a partir de setiembre.

PLANES SOCIALES. El índice de desocupaciónentre aquellos que reciben Planes Jefas y Jefes de Hogar cayó a 12,8 por ciento en el segundo trimestre del año, desde el 15,7 por ciento de similar período del 2005, por encima del promedio de la baja del desempleo a nivel general. El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos informó sobre los resultados de la Encuesta Permanente de Hogares del segundo trimestre del año. En el Ministerio de Economía destacan que, según los primeros datos, entre el segundo trimestre del año pasado e igual período del 2006 “se han creado unos 900.000 puestos de trabajo genuinos”.

    Un importante número de esos puestos pasó a manos de beneficiarios de planes asistenciales. Según el Ministerio de Trabajo, el mes pasado, 1.292.000 personas cobraron la ayuda del Plan Jefas y Jefes de Hogar contra 1.548.000 de hace un año. El punto máximo de este plan asistencial fue en el 2003 cuando los beneficiarios sumaron 1.990.000. El titular de la cartera, Carlos Tomada, destacó que “mientras esta situación (laboral) se mantenga, los planes seguirán siendo útiles y necesarios, pero un país normal debe tener funcionando un seguro de desempleo para casos de desocupación transitoria”.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.