access_time 06:54
|
21 de octubre de 2009
|
|
no se salva nadie

La crisis llegó a las ferias americanas

Muchos locales de ropa usada analizan cerrar por la caída en las ventas.

Precios bajos, ropa única de épocas pasadas, calidad y una singular consigna: reciclar y revolver. Sin embargo, los propietarios de las principales ferias americanas de la ciudad afirman: "La situación de las tiendas de ropa usada es decadente, porque la crisis y la recesión no dan tregua".
"Está todo demasiado parado", comentó Elena, dueña de la feria americana de calle Alem, una de las tiendas pioneras de Mendoza. En Capital, este tipo de comercios se concentran en calles Rioja, San Juan y Alem, aunque también Las Heras, Guaymallén y Godoy Cruz cuentan con vestigios de lo que fueron las ferias americanas de los 90.
"Sin dudas, los 80 y los 90 fueron los años de éxito y furor de este tipo de negocios, ya que la gente encontraba precios accesibles ante la inflación del momento", se sumó Liliana, encargada de un comercio de calle San Martín de Las Heras, quien, ante la estrepitosa caída de las ventas, aún espera la temporada de verano.
También el nefasto 2001 hizo crecer a los comerciantes de atuendos ya estrenados, quienes afirmaron que, por aquel entonces, las reposiciones de ropa se hacía cada 24 horas.
Pero el desencanto por la onda retro y usada comenzó en el 2007 y desde entonces hay quienes piensan en ponerle fin a este estilo de negocios, que en Buenos Aires y en las principales capitales del mundo siguen dando que hablar. "Con la crisis financiera, que comenzó el año pasado, las ventas cayeron 60 por ciento con respecto a los dos años anteriores", explicó Elena, quien no descartó el cierre del local.
Como la crisis viene afectando en forma pareja a los distintos comerciantes de la provincia, todos han salido a formular estrategias que garanticen la atracción del cliente. Entre descuentos, liquidaciones y rebajas de precios, el público mendocino optó por las casas tradicionales de ropa y descartaron pagar en efectivo las prendas que ofrecen las ferias americanas. "Es lógico que ocurra esto, porque, como en el resto de los locales bajaron los precios, la gente se inclinó por comprar artículos nuevos y no usados", sentenció Raúl González, comerciante de calle San Juan, quien lleva más de 10 años en el mercado de la ropa usada.
De este modo, quienes trabajan en el rubro vaticinan un final amargo para estas casas de ropa que aportan color y "vanguardia" a las calles céntricas de Mendoza. volver a los clásicos. Encontrar cosas buenas en las ferias americanas no es tarea complicada, aunque quienes conocen dicen que hay que saber buscar. "La única forma de tener una cartera Luis Vuitton o un jean Levis es si se los consiguen gastados", explicó Laura Martínez, clienta vitalicia del local de calle Alem, quien decora su placard con vestidos y carteras de épocas pasadas.
De este modo, los mesones y percheros de los locales ofrecen desde ropa de los 50 hasta la más moderna. "Tenemos prendas únicas que ya no se consiguen", afirmó Raúl mostrando un saco de lana virgen.
Tachas, lentejuelas, pantalones Oxford, colores estridentes, lunares, puntillas y hasta los masculinos borcegos son algunos de los viejos recuerdos que todavía se conservan en las ferias americanas y que se cotizan a precios ínfimos.una cuestión de actitud. Pese a que en las grandes ciudades mundiales lo viejo es lo más caro, lo cierto es que en Mendoza ocurre todo lo contrario. Según Raúl, esto se debe a que el mendocino es más conservador y cargado de prejuicios.
Por eso, quienes se animan a comprar en estos locales son jóvenes desenfadados que buscan lookearse a la vanguardia, estudiantes de teatro, mujeres y hombres mayores que buscan calidad en las prendas y hasta gente de alto nivel adquisitivo que busca la sofisticada ropa de los 60.
"Parte de nuestros clientes son señoras refinadas que buscan buenas texturas", señaló Liliana.
Sea como sea, los propietarios de las viejas ferias, que creyeron ser un pequeño San Telmo en los 90, ven con amargura la decadencia de estos negocios, que alguna vez fueron "minas de oro".

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.