access_time 09:51
|
21 de junio de 2019
|
|

La contundente carta de un director en defensa de la ESI

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/156096687488015409224925541%20IMG_0715.jpg

Un grupo Pro Vida de General Alvear inició una campaña  para frenar el dictado de una charla del Programa de Salud Reproductiva en la escuela José Hernández de Bowen. Desde la institución decidieron desmitificar en 5 puntos las creencias de este grupo padres.

Cansado de los cuestionamientos de padres y grupos religiosos, el director de una escuela de Bowen, General Alvear, decidió escribir una carta en defensa de la Educación Sexual Integral. La semana pasada, una agrupación Pro Vida intentó frenar un taller aduciendo que el Estado pasa por encima de la patria potestad y que son charlas cargadas con ideología y que despiertan la sexualidad a edad temprana.

El 14 de junio el Programa Provincial de Salud Reproductiva del Ministerio de Salud de Mendoza dio una jornada para 180 adolescentes donde se trabajó los ejes que atraviesan la sexualidad de los chicos de secundaria. "Se trató de la primera charla en 3 años que no se dio con custodia policial en la puerta de un establecimiento educativo en General Alvear", reconocieron desde el Programa.

"En esta jornada no se promovió la masturbación ni el libertinaje sexual como se pregonó", escribió en una misiva Aldo Mathus, director del colegio José Hernández de General Alvear, quien buscó desmitificar estas creencias y llamar a la reflexión. 

Asimismo ratificó que "el despertar sexual de los jóvenes no lo provoca una charla de 2 o 3 horas una vez año", que "tampoco se busca fomentar el aborto" y que muchos jóvenes "no tienen la suerte de tener una familia con la capacidad de hablar con ellos de estos temas", por lo que la escuela es el único lugar de acceso a la información.

Ver también: Mitos y verdades de la Educación Sexual Integral en las escuelas

Para el docente hay un doble discurso en sus detractores: "No me consta que visiten a los vecinos del distrito para informar, educar o ayudar a la gente a prevenir las enfermedades de transmisión sexual, los embarazos no deseados o los abusos, entonces llego a la conclusión de que la consigna es “no hacer, ni dejar que hagan”.

Ver también: Por la ESI, ahora se conocen más casos de abusos

En octubre de 2017, la misma escuela quedó en el centro de la polémica cuando  desde "Familias Unidas de Alvear" se inició una campaña en las redes advirtiendo a los padres sobre "los peligros" de la  ESI. En esa oportunidad, se hizo una convocatoria en la puerta del establecimiento.

Ver también: Charla sobre Educación Sexual en una escuela genera revuelo

Según Mathus, la Educación Sexual forma parte de la currícula y se da como cualquier materia obligatoria. Pero, en esta ocasión, el encuentro organizado por el Ministerio de Salud tomó estado público porque participaron, además, otros 4 colegios y se tuvo que pedir autorización a los padres para el traslado de los chicos a su institución que fue sede del taller.

Sin embargo, aclaró que los padres que se manifestaron a través de las redes sociales e intentaron instalar el tema en diferentes medios de comunicación del Sur provincial no envían a sus hijos a su escuela.

"No están dispuestos a entender. Están fanatizados", sostuvo  el directivo a El Sol quien señaló que con estas acciones intentan "vulnerar el derecho de los jóvenes tal y como indica la Ley 26150 de Educación Sexual y la 26061 de Ley de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y adolescentes".

Amenazas y presentación de abogados para frenar la ESI

En cuanto a las capacitaciones que ofrece la Dirección General de Escuelas, el titular de la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias Escolares (DOAITE), Miguel Conocente, sostuvo que los intentos de frenar los charlas de ESI han mermado en el último tiempo, aunque aún hoy siguen recibiendo amenazas y escritos de abogados que representan a agrupaciones que cuestionan el cumplimiento de la Ley.

En todos los casos, afirmó, "se pone en conocimiento al directivo de la escuela para garantizar que se puedan dar los talleres. Lo que se viola es un derecho de los alumnos reconocido a través de una Ley nacional".

"Tanto los de la DGE como los del Ministerio de Salud son talleres dictados por personas que se han formado. Nadie puede dar un contenido de ESI sin antes estar capacitado", comentó y recomendó a todos los que tengan duda sobre los contenidos dirigirse al Portal de la DGE  donde está toda la información oficial.

Ver también: Los chicos hablan sobre la ESI y reclaman información

Las dudas de los chicos

Los contenidos de la ESI están aprobados por el Consejo Federal de Educación. Habla sobre sexualidad con información científica, actualizada  y apropiada para cada edad. Los contenidos pedagógicos no hablan de prácticas sexuales, si no que entiende la sexualidad desde una mirada integral.

De acuerdo a Conocente, las dudas de los jóvenes durante los talleres son muchas y los profesionales son los encargados de derribar los mitos.

Métodos anticonceptivos, el consentimiento al momento de tener relaciones sexuales, perspectiva de género, igualdad y aborto son algunos de los puntos que más desean conocer.

"Durante la jornada pusimos un buzón para que los chicos  escribieran mensajes en forma anónima con todas sus dudas. Al abrirlo nos encontramos con preguntas de todo tipo como la falta de conocimiento sobre los métodos anticonceptivos o sobre si alguna posición sexual pudiera evitar embarazos", comentó Mathus.

Y agregó: "Los chicos vienen de realidades muy diferentes, algunos padres son analfabetos, no tienen tiempo de salvar las dudas de los jóvenes. La escuela es una oportunidad para brindarles información relevante para su vida.

La carta completa

Me dirijo a Uds. por este medio a fin de ejercer mi derecho a réplica y llamar a la reflexión. La semana pasada el nombre de la Escuela José Hernández, Institución que tengo el honor de dirigir, fue difamada y desprestigiada a través de sus micrófonos en el marco de una jornada para adolescentes llamada “Adolescencias y sexualidades” dada por el Programa Provincial de Salud Reproductiva del Ministerio de Salud de la Provincia.

                                                                              Dicha jornada está enmarcada en la ley 6433 del “Programa provincial de Salud reproductiva”; 25673 del “Programa Nacional de salud sexual y procreación responsable” y la ley 26150 de “Educación sexual integral”

                                                                              Cómo ningún medio se acercó a la escuela o llamó por teléfono para escuchar “la otra campana”, considero mi deber como Director aclarar algunos puntos:

·         En esta jornada no se promovió la masturbación ni el libertinaje sexual como se pregonó.

·         El despertar sexual de los jóvenes no lo provoca una charla de 2 o 3 horas una vez al año, sino que es un hecho natural y biológico que se produce en esa etapa de la vida del ser humano y que a su vez está influido por factores culturales como las letras de canciones, los contenidos de redes sociales y por factores sociales como el hacinamiento y el trabajo infantil.

·         Tampoco se busca fomentar el aborto, al contrario creemos que la educación sexual integral es una forma de prevenirlo, como así también las enfermedades venéreas y los abusos.

·         Que a los casos de embarazos no intencionales  en adolescentes están sumándose casos de embarazo infantil.

·         La Educación Sexual Integral  lleva años dictándose en las escuelas y es la escuela pública el único lugar de acceso a la misma que tienen los jóvenes que no tienen la suerte de tener una familia con la capacidad de hablar con ellos de estos temas. Hay casos de chicos que quedan al cuidado de algún vecino, o de sus abuelos, o jóvenes de 13 o 14 años encargados de sus hermanos menores. También hay casos de padres analfabetos o afectados por el consumo de sustancias nocivas que difícilmente podrían explicar estos temas.

                                                               Por otra parte, me causa asombro el hecho de que las personas que recorrieron los medios no envían sus hijos a mi Escuela y dudo que asistan a la escuela pública, y si lo hicieran, sus hijos están recibiendo Educación Sexual, tal como lo indica la ley 26150 desde hace algunos años. Lo que hace que me pregunte qué derecho los asiste a interferir en el currículum de la educación pública provincial y vulnerar el derecho de nuestros alumnos establecidos en la Ley 26061 de la protección integral de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

                                                               Tampoco me consta que visiten a los vecinos del distrito para informar, educar o ayudar a la gente a prevenir las enfermedades de transmisión sexual, los embarazos no deseados o los abusos, entonces llego a la conclusión de que la consigna es “no hacer, ni dejar que hagan”.

                                                               Por último, quiero aclarar que no cuestiono a la familia ni su rol de educadora, sino que pienso y me intereso por los chicos que no la tienen y además quiero resaltar que la ESI abarca mucho más que los temas mencionados, por eso los invito a informarse en el portal educativo de la provincia de Mendoza o arrimarse por cualquier institución educativa pública.

                                                               Muchas Gracias

 

Mas Noticias:

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.