access_time 07:16
|
19 de mayo de 2017
|

La clave de los arrepentidos

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/226/685/001226685.jpg

Tal vez, Brasil no sea un ejemplo de institucionalidad en este momento, pero hay que destacar un punto: el accionar de la Justicia y su independencia para investigar a las máximas figuras políticas del país.
Es la única manera que existe para terminar con un sistema de corrupción estructural, arraigado en la clase política del mismo modo que ocurre en Argentina. De lo contrario, si desde la pata del Estado que debe investigar y sancionar eso no ocurre, no habrá posibilidad de cambio. 
Para que eso suceda, Argentina debe tener una ley de arrepentidos que pueda seducir la conciencia de quien quiere lavar su imagen. Y, así, darles a jueces y fiscales herramientas sólidas para avanzar en las causas y no caer en un sinfín de dilaciones que terminan sofocando las denuncias. 
Un testigo clave o un protagonista que decide hablar puede ser el punto inicial para una gran investigación 
y esencial para luego desandar el camino de la Justicia.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.