Fiscalía de Homicidios
La chica que mató al novio no pasó a la cárcel
Marisol Silva (21) continúa alojada en el ex Contraventores mientras se aguardan resultados de una serie de peritajes para determinar si la joven tuvo o no intención de dar un puntazo letal a la víctima. En tanto, sus abogados piden que recupere la libertad y aseguran que intentó defenderse.
06/12/2017

La causa por la muerte de José Luis Baltierre (23), quien fue asesinado el lunes de un puntazo por su novia, Marisol Silva (21), continúa a la espera de definiciones en manos del fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, quien está a cargo de la causa pero fue subrogado por Claudia Ríos durante los dos primeros días de la investigación.

El representante del Ministerio Público tomará contacto con el expediente este miércoles, cuando retome sus actividades. Se espera que haya novedades: la acusada podría pasar a la cárcel en caso de que se mantenga la actual imputación por homicidio agravado por la relación de pareja o se analice la calificación de legítima defensa.

El abogado de Silva, Oscar Mellado, aseguró desde un primer momento que su representada venía siendo blanco de agresiones por parte de Baltierre desde hace tiempo. Pero, aclaró que la joven nunca se dirigió a una comisaría a radicar una denuncia por el miedo que suelen tener las víctimas de violencia de género.

Lo mismo fue contemplado en la declaración testimonial que le tomó Claudia Ríos a Marisol Silva el lunes, horas después del asesinato. Entre otras cosas, la joven relató que su novio, con quien tenía un hijo de un año, solía tener un carácter agresivo y violento.

La coartada de Silva con respecto a la herida fatal que le provocó a Baltierre no sólo se apoya en el estado de indefensión en el que asegura que se encontraba y en la defensa legítima, sino que, también, explicó ante Ríos que no tuvo intención de clavarle un cuchillo.

Según la joven madre, mientras discutían, su pareja se abalanzó sobre ella cuando tenía el arma blanca en la mano, y, ese movimiento le provocó la lesión, que le cortó la arteria aorta.

Los detectives destacaron también que, tanto víctima como victimario presentaban hematomas y escoriaciones, que se deberá determinar si fueron provocados durante el episodio ocurrido el lunes por la madrugada o son de vieja data.

Lo cierto es que la imputada permanecía alojada en el Centro Transitorio de Detención (ex Contraventores), ubicado en el Palacio Policial de la provincia. El fiscal Pirrello aguardará los resultados de diversos estudios realizados para definir su situación.

El hecho

Todo ocurrió la madrugada del lunes, cuando, pasada la 1, Silva y Baltierre empezaron a discutir en el interior de su casa, ubicada en calle Valdivia al 500, en Dorrego.

En medio de un forcejeo, la chica tomó un cuchillo y le propinó un puntazo en el cuello.

Al cabo de unos minutos, el joven murió desangrado, producto de la herida. Luego de que la Policía llegara al lugar, la agresora quedó aprehendida cuando una joven amiga que presenció el episodio les aclaró lo sucedido a los efectivos.