En vivo: en un clima tenso, se abre el año judicial
access_time 14:54
|
26 de agosto de 2006
|
|

ARZOBISPO DE MENDOZA

?La causa de los huarpes es justa?

El arzobispo de Mendoza, José María Arancibia, emitió ayer un mensaje en el que reconoció que la causa del pueblo huarpe por la posesión de las tierras que habitan desde hace años ?es justa?. Y dijo que el fenómeno de la concentración y apropiación indebida del suelo golpea a muchos habitantes de Mendoza. El purpurado aseguró que la Iglesia continuará acompañando a las familias del desierto lavallino en la defensa de sus tierras.

    El arzobispo de Mendoza, José María Arancibia, emitió ayer un mensaje en el que reconoció que la causa del pueblo huarpe por la posesión de las tierras que habitan desde hace años “es justa”. Y dijo que el fenómeno de la concentración y apropiación indebida del suelo golpea a muchos habitantes de Mendoza. El purpurado aseguró que la Iglesia continuará acompañando a las familias del desierto lavallino en la defensa de sus tierras. Monseñor recordó que, desde hace años, cientos de fieles peregrinan a la Capilla de la Asunción, enclavada en el corazón del desierto de Lavalle.

    Y recalcó que ese es un buen momento para compartir con la comunidad y los sacerdotes las preocupaciones sociales y pastorales. “Conozco la situación de las comunidades huarpes y de los pobladores del desierto lavallino. Yo mismo los he visitado y escuchado muchas veces. Así lo seguiré haciendo. Valoro los esfuerzos y emprendimientos que los llevan a reclamar y procurar una vida más digna; sé de sus sufrimientos, anhelos y proyectos.

    Confieso mi sincera preocupación por todos ellos y su futuro”, aseguró Arancibia. Monseñor explicó que ha solicitado la ayuda a los miembros del Consejo Presbiteral, para seguir más de cerca los desafíos de este Oasis de Mendoza. “Soy consciente de que estos desafíos nos interpelan y exigen un discernimiento sobre nuestra vocación y misión. Necesitamos asumirlos, junto a otros tantos retos que la Iglesia de Mendoza reconoce y que comprometen a todos los bautizados.

    Considero necesario seguir impulsando y favoreciendo el diálogo sabio, capaz de promover acciones de justicia para procurar el bien común”, aseguró Arancibia. El arzobispo explicó en un comunicado que el tiempo presente exige a todos una toma de conciencia cada vez mayor sobre los dramáticos problemas humanos, sociales y éticos que desencadena el fenómeno de la concentración y apropiación indebida de la tierra. Este fenómeno –dijo– golpea también a la dignidad de muchos habitantes de nuestra provincia. “Reconozco que la causa de los huarpes es justa.

    Por eso aliento a todos los que tienen la importante misión de hacer justicia en la provincia, porque ellos deben velar por el derecho constitucional que tienen nuestros hermanos huarpes en la posesión y propiedad comunitaria de las tierras que tradicionalmente ocupan”. El arzobispo agradeció la sostenida actividad de los padres Redentoristas, como la de otros sacerdotes, y la de tantos agentes pastorales, varones y mujeres, que con espíritu misionero y gran generosidad han acompañado y acompañan la vida de pobladores y huarpes en la difícil condición humana del desierto lavallino”.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.