access_time 23:51
|
8 de noviembre de 2006
|
|
SUPUESTAS EXTORSIONES A DIRIGENTES

La causa de los barras y sus ramificaciones

Escuchas telefónicas involucran a dirigentes del Tomba, políticos e hinchas, por la entrega de entradas y el pago de colectivos para que la barra brava pueda viajar fuera de la provincia

    El duro cruce entre la policía y varios barrabravas de Godoy Cruz el 12 de agosto en el estadio podría traerle serios dolores de cabeza a funcionarios del Gobierno y a dirigentes de la gerenciadora tombina Acción Deportiva. El fiscal especial que investiga de oficio el enfrentamiento y las supuestas extorsiones sufridas por los dirigentes, Luis Correa Llano, está analizando varias escuchas telefónicas entre funcionarios de los ministerios de Seguridad, de Gobierno y de Desarrollo Social, policías de alto rango, directivos tombinos e hinchas violentos, por graves anomalías que difícilmente terminen en imputaciones: el continuo aporte de entradas de favor y el pago de colectivos para que los hinchas viajen cuando el club juega de visitante no estarían tipificados como delitos.

    Igualmente, hay otro dato más que jugoso: el ingreso de pirotecnia al estadio Malvinas Argentinas cuando el Tomba juega de local se realizaría gracias a las “gestiones”de algunos policías y de Omar Pérez Botti, titular del comité encargado de la seguridad en los estadios, creado, paradójicamente, para contrarrestar incidentes en los espectáculos del fútbol local (ver página 3).

    Por todo esto, en los últimos días hubo una fuerte presión política de funcionarios y dirigentes para que el fiscal de la Unidad de Delitos Complejos no siga investigando las extrañas vinculaciones que aparecieron durante la instrucción de la causa, ya que los cruces telefónicos comenzaron a ventilar otras irregularidades y ramificaciones que nada tenían que ver con el sumario iniciado por la supuesta extorsión de los barrabravas para recibir entradas. La investigación judicial se ventiló y el mundo político se sintió tocado.

    Tanto el diputado nacional y ex ministro de Justicia y Seguridad Alfredo Cornejo (reconocido hincha de Godoy Cruz), como el ex subsecretario de Justicia y abogado Alejandro Acosta y hasta el mismo Pérez Botti habrían llamado al despacho de Correa Llano hace pocos días para saber si sus teléfonos estaban intervenidos. La intención era frenar por todos los medios la publicación de las escuchas telefónicas que figuran en el expediente que hoy tiene más de 150 fojas.

LA HISTORIA. La investigación judicial a la que accedió El Sol y que tuvo su origen tras el enfrentamiento durante el partido suspendido a los 16 minutos con Arsenal de Sarandí es más que caliente. Los dirigentes tombinos salieron a ventilar por la prensa la extorsión que, supuestamente, sufrían de parte de los violentos para entregar tickets y exigieron que la Justicia investigara. Así fue que, cuando el fiscal Correa Llano intervino de oficio, días después, citando a la cúpula de Godoy Cruz, los dirigentes prefirieron el silencio y faltaron al llamado de la fiscalía.

    Tras algunas idas y venidas, con despistes a la prensa incluidos, los dirigentes finalmente se presentaron a testimoniar ante el magistrado. Pero nada aportaron a la causa y no denunciaron a los barrabravas que tan bien conocían. También fueron jugadores y el técnico Juan Manuel Llop, pero nada cambió y no ratificaron las extorsiones del grupo de hinchas para conseguir entradas y dinero para viajar.

JUGOSO. Pasaron más dos meses (en octubre) y el fiscal ordenó que se intervinieran los teléfonos celulares de la cúpula dirigencial del Tomba. Tanto el presidente del club, Mario Contreras, como los directivos de Acción Deportiva José Mansur (titular de la gerenciadora) y Alejandro Chapini estaban siendo espiados telefónicamente. Los llamados de Contreras y Chapini los comprometieron a tal punto que ayer reconocieron que dan entradas de favor (ver aparte).

    También figuraban en la lista los teléfonos del polifuncional Pérez Botti (Comité de Prevención), de Carlos Laterra (subsecretario de Deportes, Ministerio de Desarrollo Social) y del jefe de la barra bodeguera, conocido por todo el mundo deportivo como El Rengo, principal operador ante un dirigente de Acción Deportiva para recibir las entradas de favor. La intención era saber si existió extorsiones de parte de los hinchas violentos hacia los dirigentes, tal como estos habían denunciado.

    Lo cierto es que, por lo bajo, la situación se desbordó y apareció, en las conexiones telefónicas que están asentadas en el expediente judicial, una supuesta complicidad entre algunos dirigentes en la entrega de entradas. Fuentes judiciales afirmaron que, después de los serios disturbios del 12 de agosto, dirigentes de Acción Deportiva calmaron y arreglaron dar a la hinchada tombina 500 entradas por partido, sea de local o visitante.

    Esto fue confirmado, además de por las escuchas, por algunos hinchas que viajaron al encuentro entre Godoy Cruz y Boca. El manejo de los tickets también quedó registrado en la grabación de las comunicaciones entre El Rengo y su hermano, El Asesino (ambos, de apellido Aguilera). Fuentes confiaron que El Rengo vendió las entradas que recibió de favor para el partido contra Boca (17 de setiembre) y ante San Lorenzo (15 de octubre) a un precio irrisorio: 20 pesos, con 

ALGO MÁS
El pedido del senador provincial Daniel Cassia de suspender los espectáculos de fútbol a raíz de la falta de seguridad pasó a comisiones porque no logró el quórum necesario para su tratamiento sobre tablas en el recinto. Según reveló Cassia durante la sesión de la Cámara Alta, en el partido de Godoy Cruz contra Independiente de Avellaneda hubo 832 efectivos, 20 jefes y 96 vehículos afectados a la seguridad. El legislador se quejó, una vez más, porque, por culpa de 150 barrabravas, se resiente la seguridad del Gran Mendoza.

    Cassia también denunció que el traslado de policías desde los departamentos no cesa. Según informes elaborados por el senador, en los últimos días, 50 efectivos y 20 móviles de Luján fueron trasladados por los partidos, dejando al descubierto zonas conflictivas de ese departamento. Sostuvo que se comunicó con el director de Seguridad, Horacio Migliozzi, para conocer los motivos del traslado y el funcionario aseguró que estos efectivos están en Capital para realizar cursos de capacitación.

    El fútbol no se suspende viaje de ida y vuelta incluido. De todas formas, la sorpresiva calma que mostró la hinchada después de los incidentes que originaron el conflicto generó más que dudas en los pesquisas: el pacto de no agresión fue porque los dirigentes habrían arreglado calmar los ánimos a cambio entradas y poner a disposición colectivos.

CON RUMBO.Pero la Justicia no abandonó el barco y no se quedó sólo en estos maliciosos arreglos: comenzó a investigar al Ministerio de Desarrollo Social, más precisamente, el dinero de las arcas de la Subsecretaría de Deportes para el supuesto pago de colectivos para que la hinchada viajase a los partidos de visitante. Estos arreglos entre Deportes y dos dirigentes de Acción Deportiva para pagar los micros no fueron avalados por Mansur, quien aparece en las escuchas criticando el accionar de los dirigentes que sí convenían, a sus espaldas, el pago de los coches para los hinchas.

    Si bien toda esta investigación está en el expediente judicial, las imputaciones todavía no han llegado. La última novedad es que los dirigentes se presentaron ayer a declarar y ratificaron que dan entradas de favor. Aunque se pensaba que la investigación no iba a terminar de la mejor manera, por la gravedad del caso, Correa Llano ordenó también algunas medidas con la intención de saber de dónde los hinchas sacaban el dinero para pagar las entradas y los colectivos.

    Además de saber que Desarrollo Social estaría pagando los coches, en un allanamiento realizado se descubrió que tanto El Rengo como su hermano utilizaron cheques falsos para pagar un servicio de viajes, lo que los complica en la causa. Lo cierto es que, más allá de que estas irregularidades no terminen con imputaciones debido a que no son consideradas delitos, sí desnudaron la connivencia entre barrabravas, políticos y dirigentes.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.