access_time 19:49
|
7 de noviembre de 2012
|
|

Historias de vida

La carta de la familia árabe que Leonardo Favio nunca recibió

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/272/278/000272278-201211carta2_2262773.jpg

Llegó desde Riad a Argentina en 1993. Una profesora de árabe la recibió con la premisa de traducirla pero nunca la fueron a buscar. Intimidades y mucho sentimiento en el texto que el cineasta nunca pudo leer.

"En un viaje de negocios, en Marruecos, me encontré con un cliente que me contó que estuvo en Madrid, España presenciando un festival de la canción en la que un artista de origen árabe maravilló a todos con su canto. Luego me confirmó que se trataba de Leonardo Favio. Me preguntó cómo lo conocía, a lo que respondí que era el hijo de mi hermano argentino. Si yo hubiese sabido que era él hubiera viajado a España para encontrarnos. Mi cliente, después de observarme por un largo momento, me dijo: '¡Es verdad por Dios, había un gran parecido entre tú y él. ¿Qué opinas de esa gran casualidad? Cuánto lamento no haber tenido la suerte de reunirme con el hijo de mi hermano querido".

Este es uno de los fragmentos de la carta escrita por Elías Jury, hermano de Issa Jury Ayluni, el padre de Leonardo Favio. La misiva fue enviada desde Riad, la capital de Arabia Saudita el 14 de agosto de 1993. Sin embargo, la familia del artista fallecido nunca la recibió y el cineasta nunca los conoció.

La carta, escrita completamente en árabe, apareció en 1997. "Mi hijo tenía un cyber en Adolfo Calle de Dorrego. Un día, una señora que no recuerdo bien si era la tía o cuñada del padre de Leonardo Favio, acercó esta carta para que la tradujera al español porque sabían que daba clases de este idioma y de francés", comenzó a relatar Jeanette Koueter de Ghellinaza, nacida en Córdoba pero que vive en Mendoza y a la que le fue encargada esta tarea. La mujer continuó: "Ellos querían saber de qué se trataba la carta, hice lo que me pidieron, pero jamás vinieron a buscarla".

Issa y Elías no se veían desde hacía 60 años. Por este motivo, el hermano que tuvo la oportunidad de recorrer cuatro de los cinco continentes, planeó venir a Argentina para un esperado reencuentro y conocer al resto de la familia de Leonardo. La carta revela este deseo y cuenta también que Elías se casó a los 50 años con Hala una joven japonesa que, en ese momento tenía 18 años y fruto de ese matrimonio tuvieron tres hijos Rala, Basem, cuyo nombre significa sonriente, y Jaled.

"Sería hermoso que algún pariente de aquí supiera todo esto sobre sus familiares en Arabia y lo mucho que querían a la familia de Favio", comentó Jeanette, de 78 años que supo dar clases de árabe en la Sociedad Libanesa de Luján y en la de Ciudad. La mujer expresó que ha traducido muchos textos pero que era la primera vez que se encontraba frente a una historia como esta.

"Recuerdo muchas cosas que ni te imaginas, por ejemplo la unión de tus dedos en los pies. También que guardas todas o la mayoría de mis cartas y el Corán obsequiado por el tío materno Hatem", continuó escribiendo Elías.

Las tres páginas enviadas a los Jury en Argentina están teñidas de un fuerte sentimentalismo y el profundo deseo de un reencuentro. Lo curioso ocurre en la última hoja de la carta cuando, tras el saludo y la promesa de un viaje, la letra cambia repentinamente. Se trata de Hala, la esposa de Elías que, a sus saludos cordiales, suma una inesperada noticia a esa altura de la historia: su marido había fallecido.

"Con mucha tristeza debo decirte que Elías murió, por problemas del corazón el lunes 30 de agosto de 1993 a las 18. Tenía 78 años y pasamos 28 años juntos", relató con tristeza la mujer de origen japonés y tía de Leonardo Favio.

El abrupto final delata un abrazo que esperó por 60 años pero que, finalmente, nunca se concretó. El lamento de Elías por no haber tenido la oportunidad de conocer a su sobrino ya consagrado en su país como director de cine y músico y, por supuesto, las ganas de que ambas familias se unieran, a pesar de la enorme distancia.

"Si hay algún familiar de Leonardo Favio le entrego esta carta sin pedir ninguna remuneración. Es una historia hermosa, tengo esta carta guardada hace años, me da pena tirarla, hay muchos sentimientos. Esta persona escribió buscando a sus parientes y lo quiso así hasta en sus últimos días, los quería mucho y creo que deben saberlo", dijo Jeanette que, pese al transcurso del tiempo, atesora una historia ajena pero de la que muchos argentinos se sienten parte por todo lo que inspiró el cineasta en cada uno de ellos.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.