access_time 10:28
|
25 de mayo de 2020
|
|
Historia

La captura y la muerte del jerarca nazi Heinrich Himmler

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1590413257090himmler.jpg

Lo descubrieron por un detalle en su documentación falsa. Su final, como el de otros arquitectos del Holocausto.

Al cumplirse 75 años de la muerte de Heinrich Himmler, el líder de la SS y uno de los hombres más poderosos del Tercer Reich, son sorprendentes los detalles de su captura y su suicidio con cianuro dos semanas después de terminada la Segunda Gueraa Mundial.

El 30 de abril de 1945 Adolf Hitler se suicidó en su búnker de Cancillería del Reich en Berlín. Pocos días después se daba por finalizada la Segunda Guerra Mundial en Europa. En los días siguientes al final de la guerra, Himmler era uno de los objetivos más buscados, se había fugado y no se sabía su paradero. El 22 de mayo de 1945, 20 días después del final de la guerra, tres hombres se acercaron a un control aliado en el norte de Alemania, en Bremervörde, cerca de Bremen.

El aspecto de Himmler era tan peculiar y conocido que cualquiera podría reconocerlo, tanto alemán como aliado. Por ello el jerarca nazi se había afeitado el bigote y además llevaba un parche en el ojo. Caminaba un poco por detrás de los otros dos.

Los soldados británicos del control les pidieron sus papeles. Los tres hombres les entregaron las hojas que se estaban entregando como identificación a los soldados alemanes donde figuraba su nombre y rango, entre otros datos. Los papeles de Himmler decían que era sargento y que su nombre era Heinrich Hizinger. Camuflado, con papeles de identificación en regla y con un rango bajo en esos papeles, esperaba que nadie se parara en él y que le dejaran continuar su viaje. Pero un detalle en el documento condenó a Himmler.

La inteligencia británica había detectado que algunos miembros de las SS tenían en sus documentos de identificación, como el que portaba Himmler, un determinado sello. Además, los detalles de la unidad del ejército a la que pertenecían, también se repetía en algunos casos. La inteligencia había informado de estos detalles a los puestos de control para que estuvieran atentos. Y los documentos de Hizinger, el falso sargento, reunían esos requisitos: la unidad y el sello lo delataban como alguien de las SS. Esto desembocó en cómo capturaron y murió Heinrich Himmler.

Himmler y sus dos acompañantes fueron llevados a un campo de prisioneros, y una vez allí el líder nazi pidió entrevistarse con algún oficial de alto rango. Los aliados seguían sin saber su verdadera identidad, seguían sin saber que habían detenido a Himmler, pero él debía temerse ya identificado. Se quitó el parche del ojo y reveló su verdadera identidad. Los británicos habían capturado a uno de sus grandes objetivos, la cabeza de la SS y del propio Holocausto.

Mordiendo una cápsula de cianuro
Comenzó entonces un interrogatorio para confirmar que era quien decía ser y unas horas más tarde un oficial médico se dispuso a hacerle una revisión. Al mirar dentro de la boca de Himmler vio un pequeño objeto azul.

El capitán Wells, el médico que estaba haciendo la revisión, sabía qué podía ser aquello y trató se sacárselo de la boca. Forcejearon un momento, pero Himmler fue capaz de apartar un momento al médico y morder el objeto azul, que era una cápsula de cianuro. Poco después, y no de la forma más plácida, el líder de las SS estaba muerto en el suelo.

Fuente: Curistoria

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.