access_time 07:24
|
2 de octubre de 2017
|
Lucha contra el Narcotráfico

La banda de Érica: soldaditos y venta de drogas en Capital

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1506899650668EricaAguilar.jpg
Erica Aguilar, la mujer sindicada como jefa de la banda.

La mujer de 38 años con prisión domiciliaria fue detenida el viernes. También aprehendieron a otras dos féminas y a tres hombres. Le incautaron cocaína y marihuana. La sindican por vender en su casa del barrio Olivares y también a través de familiares muy cerca de la Peatonal.

No es la primera vez en Mendoza que una mujer está sospechada de liderar una banda narco. A partir del 2012, los casos de Sandra Jaquelina Vargas, la popular Yaqui, en los barrios del oeste de Godoy Cruz; la Puchero, señalada por la Policía en Guaymallén; la chilena Ruth, marcada en Las Heras, o Sandra Érica Monasterio, la cara visible de una organización que operaba desde la penitenciaría de El Borbollón y traficaba hasta San Juan, son ejemplos de que la participación femenina en el mundo delictivo de los estupefacientes es activa.

“Acceden más rápido a la prisión o detención domiciliaria, por sus hijos o porque quedan embarazadas en la cárcel”, sostuvo a El Sol un pesquisa de investigaciones de Narcocriminalidad con extensa trayectoria.

Fue consultado a raíz de la captura el viernes en el barrio Olivares de Capital de Érica Mariana Aguilar, una mujer de 38 años que, a pesar de permanecer con prisión domiciliaria por una condena de 4 años de cárcel por violar la Ley de Estupefacientes, está sindicada como líder de una banda de vendedores que operaba, principalmente, en dos sectores de Capital: el barrio Olivares y el centro.

Policías de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico, en horas de la tarde, realizaron una serie de allanamientos en el popular complejo del oeste y detuvieron a tres mujeres y tres hombres, tal como dio a conocer El Sol. Además de Aguilar, de acuerdo con fuentes policiales, cayeron en las redes Valeria Rosales (35), Carlos (21), Brian (18) y Alejandra Deolinda Heredia (42) y Joel Echegaray (18). Algunos, agregaron las fuentes, son soldaditos que recibían dinero de la mujer. Los domicilios allanados fueron del barrio Olivares.

Los policías los marcaron luego de que, a principios de setiembre, policías de la Unidad Investigativa de Capital capturaron a un joven con 234 dosis de cocaína. Lo identificaron como un soldadito y quedó a disposición de la Justicia federal.

Lo cierto es que durante los últimos procedimientos incautaron siete ladrillos de marihuana que hicieron un peso total de 5,840 kilos; 900 ravioles de cocaína; 110 nudos de marihuana; 2,470 kilos de marihuana en picadura; 116 gramos de cocaína en polvo y tres teléfonos celulares, además de 48 dólares y 53.400 pesos que serían producto de la comercialización. Para los investigadores, en total, la banda tenía en su poder más de 300 mil pesos en estupefacientes.

Valeria Rosales, una de las tres mujeres detenidas de la causa.

Conocida

Aguilar es una mujer conocida para los policías que trabajan contra las drogas. A esta mujer le iniciaron tres causas por tenencia de sustancias prohibidas para la comercialización. En el 2015 recibió cuatro años de cárcel por uno de esos expedientes pero obtuvo el beneficio de la prisión en el hogar por su condición de madre.

Los pesquisas sostienen que continuó con la comercialización de drogas en el barrio Olivares y también en un sector específico de Capital, no muy lejos de Peatonal Sarmiento (los informantes pidieron no revelar el lugar).

Para eso, contaba con la ayuda de algunos familiares y también de un hombre cercano a ella. En el barrio, la venta se desarrollaba a través de algunos soldaditos, y, en el Centro, con parientes. “No era raro verlos en la madrugada vendiendo drogas al lado de los comercios”, contó un informante a este diario, que agregó: “Cuando se les acababa la mercadería, tomaban un taxi e iban a buscar más. Ese era su modus operandi”.

Lo cierto es que, Lucha contra el Narcotráfico allanó seis domicilios el viernes por la tarde, cuando el juez Marcelo Garnica otorgó la orden. Así cayeron las tres mujeres y los tres varones. Las fuentes explicaron que la investigación no está terminada, debido a que estiman que son más de 20 los partícipes de la banda.

Billetes y dosis de cocaína de todos los colores incautados el viernes en el barrio Olivares de Ciudad.

El que cayó con 234 ravioles de cocaína

La tarde del miércoles 6 de setiembre, efectivos de la Unidad Investigativa de Capital detuvieron a un joven de 20 años con 234 dosis de cocaína en el barrio Olivares, de Ciudad. La información fue publicada por este diario. Se trataba de Máximiliano Páez Torres, quien fue sorprendido por los policías y corrió para intentar escapar. Por aquellos días, los detectives pidieron reserva para que no trascendieran algunos detalles de la investigación ya que estaban investigando a la señalada jefa de la banda, Érica Mariana Aguilar.

Los policías fueron advertidos sobre la presencia de un vendedor en la zona y fueron tras él. Torres corrió al detectar su presencia pero, a los 50 metros, terminó reducido. Llevaba escondidas las dosis de cocaína y 1.500 pesos, que serían producto de la venta, en una mochila. Los detectives contaron que hace meses que la banda “vendía sin parar” en la barriada y quedó marcada, a tal punto que en pocos días se ordenaron los allanamientos.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.