access_time 20:31
|
3 de mayo de 2007
|
|
ENCUENTRO EN LA ROSADA

Kirchner recibió al obispo misionero Piña

El jefe del Ejecutivo estuvo con el prelado. Hablaron de varios temas

BUENOS AIRES (DYN Y TÉLAM). El obispo emérito de Puerto Iguazú, Joaquín Piña, le pidió ayer al presidente Néstor Kirchner que no se involucre en la campaña electoral de la provincia de Misiones y analizó con el mandatario la tensa situación entre el Gobierno nacional y la Iglesia católica.

    “Hablamos de cómo está la provincia de Misiones, coincidimos con el presidente en que la sociedad quiere otro estilo de hacer política y estuvimos de acuerdo en que hay mucha gente capaz, gente honesta. Parece que estuvo de acuerdo con no intervenir en la campaña”, afirmó Piña a DYN, minutos después del encuentro de una hora en la Casa Rosada. Piña señaló que también abordó con Kirchner el conflicto del Ejecutivo con la Iglesia y señaló que el presidente se mostró abierto al diálogo con el arzobispo Jorge Bergoglio y que las diferencias pueden tratarse a partir del diálogo.

EL ENCUENTRO. El presidente Kirchner recibió ayer a la tarde, en la Casa de Gobierno, al obispo emérito de Puerto Iguazú, monseñor Joaquín Piña. El religioso, quien se puso al frente de una coalición en Misiones para oponerse a la reelección indefinida del gobernador Carlos Rovira, precisó que la reunión con Kirchner se realizó en muy buenos términos y vio al presidente abierto al diálogo.

    En declaraciones previas a medios misioneros, el obispo emérito explicó que le llevó al jefe de Estado inquietudes particulares de la provincia de Misiones, como Yacyretá y el Tren Mesopotámico. Luego del encuentro, agregó que en la reunión también le explicó su posición contraria a la reelección indefinida de Rovira, el gobernador misionero que intentó reformar la Constitución provincial para hacer que la reelección del primer mandatario provincial fuera por períodos sucesivos e indefinidos.

    Piña llegó la semana pasada a Buenos Aires a bordo del Tren Mesopotámico, acompañado por trabajadores afectados por la situación de la represa Yacyretá y también por trabajadores del tren, así como docentes de la provincia. Según manifestó, el prelado le pidió al presidente que participara lo menos posible en la campaña electoral de Misiones porque, según afirmó: “El problema lo tenemos que resolver los misioneros”.

    “Yo estoy con todos.No tengo problemas con Kirchner, ya que aplaudí las cosas buenas que hizo y hay otras cosas con las cuales no estoy de acuerdo. Pero si hay una invitación de otro candidato, no tengo problemas. Voy a decir lo que tengo que decir”, remarcó. El obispo emérito, retirado de su función tras alcanzar los 75 años, remarcó: “No se pueden negar las mejoras económicas pero tampoco hay que dejar de advertir las dificultades en la distribución del ingreso”.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.