access_time 18:09
|
18 de abril de 2007
|
|
PRIMERA CÁMARA DEL CRIMEN

Juzgan a cabo de la policía por ocultar pruebas en un homicidio

Se trata de Manuel Oscar Cabrera, quien está sospechado de esconder el arma de un hombre que murió acribillado a balazos. El hecho se produjo el 31 de diciembre del 2005 en Las Heras

    Un cabo de la policía que se desempeñaba en la subcomisaría de El Algarrobal comenzó a ser juzgado ayer, acusado del delito de sustracción de medios de prueba tras un homicidio. Así lo denunciaron varios testigos del hecho, quienes señalaron al uniformado como el hombre que retiró de entre las ropas de la víctima un arma de fuego que este portaba. Se trata de Manuel Oscar Cabrera, quien está sentado en el banquillo de los acusados de la Primera Cámara del Crimen. La víctima de ese asesinato, ocurrido el 31 de diciembre del 2005 en la casa de Maipú 1065 (Las Heras), fue Claudio Cristian Quintero.

    El caso todavía continúa en la Fiscalía de Instrucción de ese departamento pero algunos testigos presumen que la víctima venía por los techos de la zona escapándose de dos sujetos. Los perseguidores habrían disparado varias veces y le ocasionaron la muerte a Quintero. Inmediatamente después de que los vecinos se percataran de lo sucedido, dieron aviso al Comando Radioeléctrico y, a su vez, a la subcomisaría de El Algarrobal.

    Allí estaba en funciones el ahora juzgado. Según el testimonio de los vecinos, quienes acusaron al imputado durante el desarrollo del juicio, Cabrera se dirigió al lugar y, tras su arribo, la gente del lugar le prestó una escalera para que se subiera al techo de la casa. Quienes estaban en la vivienda indicaron que vieron al uniformado bajar con un arma que habría retirado de una mochila que llevaba consigo la víctima antes de morir. Dentro de ese bolso también había, entre otras cosas, una billetera con dinero y una bolsa de nailon con marihuana.

EL CASO. Quintero, de 28 años, habría sido interceptado mientras se escapaba por los techos por dos sujetos en un Jeep. Uno de ellos lo acribilló a balazos desde el vehículo. Luego del hecho, la Policía Científica determinó que la víctima tenía varias heridas de una pistola en la espalda, cerca de los pulmones, con orificios de entrada sin salida. Por el momento, la causa continúa en instrucción y se está intentando esclarecer el motivo de los disparos que terminaron con la vida de Quintero.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.