access_time 19:16
|
31 de agosto de 2006
|
|

LEGISLATURA

Justicia para las palomas mensajeras

Se trata de un proyecto que logró media sanción y que complementa un decreto de 1943. Palomas como medio de comunicación.

    Por si un colapso mundial llega a afectar las redes de comunicaciones del planeta, un diputado justicialista ya ideó un plan para solucionar el problema. Mediante un proyecto de ley, ayer la Cámara Baja adhirió a un decreto de 1943 por el que se promueve la cría y tenencia de palomas mensajeras. Esto se desarrollaría, sobre todo, para “casos de defensa nacional, situaciones de emergencia, grave riesgo, catástrofes (sismos y terremotos, entre otros) y calamidades públicas y deportivas en todo el territorio provincial”.

    La iniciativa, si bien fue duramente cuestionada por lo bajo por varios diputados debido a su extemporaneidad, cosechó la adhesión del cuerpo y logró varias carcajadas, además de media sanción. Es que se trata de una ley por la que Mendoza se hace eco de una disposición nacional que fue firmada hace 53 años, cuando en las mentes de los dirigentes políticos no aparecía, ni por casualidad, la posibilidad de utilizar una computadora o de tener en su bolsillo un teléfono que no estuviera pegado a un escritorio o a la pared.

    Lo cierto es que, con este proyecto, se busca declarar de interés provincial a la colombofilia, que es la crianza y tenencia de palomas mensajeras o de competición. Incluso, se le ordena al Ejecutivo que, a través de la Subsecretaría de Deportes, fomente esta idea y que se incluya este tema en la currícula de las escuelas públicas y privadas, para que se conozca más esta actividad y se investigue. “Una asociación que nuclea a muchas personas que se dedican a esto me llevó esta inquietud y la convertí en proyecto de ley”, argumentó el autor de la iniciativa, el justicialista Carlos Ciurca, que con esto muestra más claramente su vinculación con el tema del transporte. Lo que se diría, un especialista en el tema. Y agregó: “Lo utilizan como una actividad deportiva y viajan a otras provincias a competir”.

LA COLOMBOFILIA. Según las asociaciones que aparecen en internet, esta actividad “es el arte de criar y entrenar palomas mensajeras”.Y recuerdan que, desde tiempos remotos, estos pájaros fueron utilizados en las guerras por egipcios, griegos, romanos y árabes. En este momento existen en el país más de 130 instituciones que cuentan con cerca de 6.500 palomares, los que albergan de 100 a 150 aves cada uno. “La paloma mensajera está considera- da como un auténtico atleta del aire, en estado natural no se aleja del palomar.

    En él viven, se alimentan y se reproducen, pero, entrenadas y estimuladas con el estilo de su cuidador, llegan a cubrir distancias de hasta algo más de 1.000 kilómetros, con velocidades variables que pueden llegar a verdaderos récords de hasta 120 kilómetros por hora”, asegura la asociación colombófila Paloma Mensajera Pergamino. En el articulado del proyecto que ayer obtuvo media sanción, se busca apoyar las competencias de palomas y a aquellas personas que practiquen esta actividad.

    Y se destaca a la asociación sin fines de lucro Alas Benjamín Matienzo como representante de la colombofilia en Mendoza. Además, en la ley se declara como día provincial de la colombofilia el 11 de mayo, “por ser este día de 1944 la fecha de la fundación en Mendoza de la primera asociación de estas características”. Según Ciurca, el grupo de personas interesado le llevó dos revistas y a partir de entonces se interesó en el tema: “Hacen sueltas de palomas y competencias y, aunque no es muy conocida esta actividad, me pareció bueno darles una mano”.

    Mientras tanto, en la Legislatura se escuchaban los ecos de cómo los radicales se sacan los ojos en la interna por si se aprobará el proyecto que pide el gobernador Julio Cobos para utilizar el dinero de las regalías mal liquidadas y por el bochazo a uno de los hombres del oficialismo para ocupar un cargo en el Departamento General de Irrigación.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.