Coronavirus en Mendoza: 604 casos nuevos y 11 fallecidos
access_time 14:03
|
19 de septiembre de 2006
|
|
CONTRACEPCIÓN QUIRÚRGICA

Juicios en puerta por un error oficial

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/179/838/000179838-20111120060919_03_1255366.jpg

El Gobierno no modificó la ley provincial de vasectomía y ligadura de trompas. El tiempo pasó y la norma entró en vigencia, con artículos que atentan contra los intereses del Estado.

    Por desidia o por problemas internos en el Gobierno, la Ley de Contracepción Quirúrgica provincial está en vigencia. Sin embargo, por no modificar puntos clave de la norma, como es que el Estado garantiza la reversibilidad de este método anticonceptivo, es posible que surja una gran cantidad de juicios contra la Provincia por parte de aquellos que se somentan a una cirugía de este tipo y no puedan volver su cuerpo a su estado natural.

    Uno de los principales problemas de la ley, que fue aprobada el 23 de noviembre del año pasado por la Legislatura, fue justamente que se le incluyó un artículo donde se decía que era factible revertir una vasectomía o una ligadura de trompas. El problema es que esto no está garantizado con todas las letras en ningún lugar del mundo y por eso desde el Ministerio de Salud redactaron otro proyecto para modificar la ley provincial, que quedó frenado en la Gobernación.

    El tiempo fue pasando. La norma se publicó en el Boletín Oficial el 26 de enero de este año y ya entró en vigencia. Esto quiere decir, básicamente, que cualquier persona puede ir a un hospital público a practicarse una vasectomía o una ligadura de trompas, en forma gratuita, y si luego se arrepiente, tiene derecho a una nueva cirugía para recuperar su estado original del cuerpo. De lo contrario, puede demandar al Estado porque no cumple con la ley.

    “Es un tema de interpretación, por lo que en este punto habrá que ver en cada caso cómo se plantea y de qué forma lo resolvemos”, dijo el ministro de Salud, Armando Calletti. Admitió que la ley está en marcha, pero aclaró que, a su entender, se necesita la reglamentación que nunca se hizo y que “es un tema pendiente que lo resolveremos en breve para unificar un marco jurídico al respecto”.

LO NACIONAL. Hasta hace pocas semanas, en el Gobierno decían que enviarían a la Legislatura el proyecto para modificar la ley provincial y así salvarían este escollo, como así también la condición de que, para practicarse una intervención de este tipo, se necesitaba el consentimiento del cónyugue. Pero estas ideas nunca salieron de la Casa de Gobierno, pese a que la senadora radical Graciela Herranz y el diputado del mismo partido José Luis Montaño le pidieran explicaciones al Ejecutivo sobre la situación de la ley. Cuando se comenzó a hablar desde la Nación sobre el tema, en el Ejecutivo dijeron que frenarían el envío de las modificaciones a la ley local para evitar otra fuerte discusión sobre la contracepción quirúrgica.

    Es más, decían que con la norma del Congreso nacional ya era suficiente para que estas prácticas se pudieran hacer sin problemas en Mendoza. “Las leyes nacionales de salud no son de aplicación en las provincias, a no ser que las provincias adhieran”, explicó la directora del Programa de Salud Reproductiva, Ana María Andía.

LO QUE NO SE HIZO. Lo cierto es que desde el Gobierno no emprendieron ninguno de los caminos y la ley comenzó a transitar por los carriles normales hasta quedar en vigencia. Por eso, con ser mayor de 21 años, no tener problemas mentales y manifestar por escrito su voluntad de practicarse una vasectomía o una ligadura de trompas, cualquier persona puede acceder a este método. Para esto hay que llenar un formulario, que es un consentimiento informado, donde el paciente asegura que sabe que existen otros métodos anticonceptivos, que la solicitud tiene un motivo expreso y conoce que se somete a una operación, entre otras cosas.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.