access_time 08:23
|
22 de noviembre de 2020
|
|
Fútbol

Juani Brunet, la promesa mendocina que debutó en la Liga española

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1606009195380Juani.jpg

El mediocampista formado en Godoy Cruz tuvo sus primeros minutos en la primera división del fútbol español. Su vida en el viejo continente, su recorrido y sus ídolos.

Juani Brunet es mendocino y, con apenas 22 años de edad, ya vistió las camisetas de Godoy Cruz, Gremio de Porto Alegre, Athlético Paranaense, Lugo de España y, actualmente, Granada. El joven debutó en la Primera de la Liga de España en el choque entre su equipo y Real Sociedad, y vive su sueño.

Pero la historia previa al sueño comenzó en el Tomba. "A los 13 años me fui a Godoy Cruz y ahí tuve la suerte de que me llamaran a la Selección argentina Sub-17. Pero justo se murió (Julio) Grondona y el equipo no participó de esa Copa Confederaciones que se jugaba en México. Me salió una chance en Gremio de Porto Alegre, donde estuve seis meses y, luego, pasé a Athlético Paranaense. Ahí firmé contrato por dos años. Luego, me fui a Deportivo Lugo e, inmediatamente, a Granada".

"Cuando llegué a Brasil me resultó complicado porque no conocía el idioma. A partir del cuarto mes comencé a hablarlo y entenderlo. Mis compañeros no hablaban el portugués de libro que me enseñaba la profesora de Athlético Paranaense. Es difícil cuando se maneja otro idioma. A Brasil llegué con 17, cumplí los 18 allá. De hecho, me tuve que volver a terminar la escuela en el Instituto Padre Vázquez de Maipú y me volví. De los 18 a los 20 años estuve en Brasil", continuó.

Respecto de su paso por el Bodeguero, contó que fue muy breve y rápido: "En Godoy Cruz jugué novena, octava y séptima, y ya me fui".

La vida en Europa

Sin dudas, el viejo continente le sentó mejor: "En España fue diferente, porque se maneja el mismo idioma y las costumbres, sólo le falta el mate. Tenía contrato de filial con el Lugo, no alcancé a debutar en el primer equipo, pero estuve entrenando muchísimo tiempo y jugaba en la reserva. Ahí me di cuenta que la Liga española era top y que quería llegar a lo más alto".

"Cuando llegué a Lugo se me hizo fácil la cosa porque el técnico me quería. Yo le pedía jugar de volante mixto y como jugábamos 4-4-2, yo iba y venía. Esa función me sienta bien. No se me hizo difícil", relató. Y añadió: "Me vieron de Granada para sumarme, les interesaba el perfil. Llegué en julio, hice la pretemporada con el primer equipo, me bajaron un tiempito a reserva, y ahora se me generó el espacio para poder debutar".

Llegó el gran momento: "Cuando me dijeron que viajaba para San Sebastián para jugar contra la Real Sociedad, se me puso la piel de pollo. No lo podía creer. Fue todo tan rápido que no me dio tiempo de poder asimilarlo. Cuando me di cuenta, ya estaba arriba del avión. Disfruté cada momento, porque sentí que Dios premia el esfuerzo que uno ha hecho".

En cuanto a su vida cotidiana en España, contó: "Me levanto a las 7 de la mañana, muchas veces desayuno en el club, pero con la pandemia están mucho más reservados con los protocolos. A las 8 llego al club, hacemos todos los trabajos y salgo, más o menos, a la 1.30 pm. Me voy una hora al gimnasio y, después, tengo todo el día libre".

Tras haber jugado en Argentina, Brasil y España, trazó un comparativo: "En el fútbol argentino es muy duro, se reparten palos para todos lados. Técnicamente, los jugadores son buenos pero se valoran más los esfuerzos físicos. En el fútbol brasileño hay jogo bonito, jugadores muy técnicos, que en el uno contra uno son muy desequilibrantes. La Liga española es muy exigente a nivel táctico. Cuando llegué acá, aprendí mucho de táctica. Aprendí a mejorar los controles, los golpeos, los cambios de orientación, los giros. Acá el fútbol es mucho más rápido que en Argentina y en Brasil".

Juani creció en Maipú y aseguró ser hincha del Xeneize: "En Mendoza vivía en Maipú. Mi papá jugó en Deportivo Maipú y mi abuelo fue intendente de Gutiérrez. Soy hincha de Boca".

Por su posición, tiene como ídolo al recientemente retirado del fútbol profesional Fernando Gago. "Mi ídolo es Fernando Gago. También me gusta mucho Fernando Redondo. Me gusta verlos a ellos e intento copiarlos. En Brasil conocí a 'Lucho' González, que se transformó en un ídolo más porque es una excelente persona y se portó de primera conmigo. Cuando él llegó, me puse a hablar con él, me hice amigo y compartimos mucho en familia. Es un espectáculo como jugador también".

En España vive junto a su novia, también mendocina. "Con Ivana llevamos dos años y medio, es de Guaymallén. De Maipú a Guaymallén me he gastado unos cuantos tanques de nafta, invertí mucho en el amor", detalló.

El mendocino, además, indicó que extraña nuestra provincia. "En abril tenía pensado volver a Argentina de vacaciones, pero cerraron los aeropuertos y no pude viajar por la pandemia. Llevo un año y medio sin poder volver", dijo.

Y añadió: "La calidad de vida es mucho mejor en España que en Mendoza, pero extraño a mis amigos, mi familia. Nosotros tenemos una finca en Lunlunta donde íbamos con mis amigos, comíamos asados, tomábamos mates y eso se extraña mucho".

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.