access_time 21:02
|
13 de julio de 2006
|
CRISIS EN ORIENTE MEDIO

Israel atacó Líbano por capturar soldados

La detención de dos militares israelíes, y la muerte de otros siete por parte del grupo Hezbolá, fue considerada una ?declaración de guerra?. La Casa Blanca condenó las detenciones

      La captura ayer de dos soldados israelíes, y la muerte de otros siete, por parte del grupo chií libanés Hezbolá fue considerada una “declaración de guerra” por Israel, que atacó a Líbano, responsabilizando a su Gobierno por esta acción. El bombardeó ocurrió en el sur de Líbano y, además, se trasladaron cerca de 6.000 efectivos ante la caída de misiles de la guerrilla libanesa en el norte del territorio israelí. El gobierno de Beirut negó estar implicado en la acción de Hezbolá y pidió la urgente intervención del Consejo de Seguridad de la ONU.


      Hezbolá es una influyente formación libanesa radical chií, que cuenta con un brazo político y otro armado, y uno de cuyos miembros ocupa en el Gobierno libanés la cartera de Recursos Hidroeléctricos. La captura de los soldados fue considerado por el grupo chií como una opción para negociar la liberación de presos “libaneses, árabes y musulmanes en Israel”, y en concreto para “llamar la atención sobre el sufrimiento de los 10.000 presos palestinos en Israel y sus familias”, según su secretario general, Hasan Nasralá.


     Así hizo referencia el líder de Hezbolá a las causas de la captura por parte del grupo islámico palestino Hamas de otro soldado hebreo el pasado 25 de junio, causa también de otra ofensiva militar de Israel sobre Gaza, que ya ha causado casi un centenar de víctimas, más de una veintena en la jornada de ayer. NEGOCIAR. El portavoz en Líbano del movimiento islámico palestino Hamas, Osama Hamdan, insistió en Beirut en señalar que la captura de los dos soldados refuerza la idea de un canje de prisioneros con Israel. Para solucionar el apresamiento en Líbano de los dos soldados, cuya situación se desconoce, Hezbolá emplazó a Israel a entablar una “negociación indirecta”.


      Sin embargo, el Ejército israelí anunció que se prepara para lanzar una operación masiva “en las profundidades del territorio libanés”, según el comandante en jefe de la Comandancia Norte, el general Udi Adam. Israel consideró al Gobierno de Líbano “responsable de la agresión, sin provocación previa,” del ataque perpetrado contra una patrulla israelí en la zona fronteriza, y de dar amparo a organizaciones terroristas como Hezbolá.


       En ese sentido, el embajador israelí ante la ONU, Dan Guillerman, anunció que ha enviado una carta de protesta al secretario general, Kofi Annan, en la que tilda las acciones de Hezbolá como una “declaración de guerra”, y pide al Consejo de Seguridad que actúe al respecto.


       El secretario general de la ONU, Kofi Annan, se mostró por su parte “muy preocupado” por los últimos acontecimientos ocurridos en Oriente Medio, condenó “sin reservas” los ataques en Líbano y pidió la liberación “inmediata” de los soldados israelíes capturados por Hezbolá. Mientras tanto, la Casa Blanca condenó de forma “tajante” la captura por parte del grupo Hezbolá de dos soldados israelíes en Líbano y culpó a Siria e Irán de esta acción.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.