access_time 00:41
|
22 de febrero de 2007
|
|
EL PRESIDENTE ASEGURÓ QUE ES IMPOSIBLE

Irán no abandona su plan nuclear

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, consideró ayer imposible frenar las actividades nucleares de su país, haciendo caso omiso de las presiones internacionales sobre Teherán para que suspenda el enriquecimiento de uranio.

   TEHERÁN (EFE). El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, consideró ayer imposible frenar las actividades nucleares de su país, haciendo caso omiso de las presiones internacionales sobre Teherán para que suspenda el enriquecimiento de uranio. Ahmadineyad, conocido por sus opiniones ultraconservadoras, hizo una visita a varias ciudades del norte iraní, donde se mostró claramente contrario a la suspensión del enriquecimiento de uranio, tal como exige la comunidad internacional.

   Su declaración coincidió con el fin del plazo de 60 días dado por la ONU al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para que elabore un informe a partir del cual decidir si se pone fin al embargo a Irán, establecido en su última resolución. “El tren del desarrollo del pueblo iraní ha iniciado su marcha y es imparable y todas las potencias no podrán impedir la creciente marcha de este tren”, dijo Ahmadineyad en un discurso en la ciudad de Langarud, en el norte iraní.

   También aseguró:“Irán no hace caso a los países arrogantes que rechazan nuestros programas nucleares y seguirá su camino hasta acceder de forma completa a la tecnología nuclear para uso pacífico”. En Amlesh, ciudad iraní en la provincia de Guilán (norte), reiteró que Teherán “no renunciará ni un ápice a su derecho” y sostuvo: “Nuestro pueblo está decidido a defender de forma unánime su derecho nuclear”.

   A su juicio,“la única alternativa ante ellos (Occidente) es elegir el camino de la amistad y el respeto al pueblo iraní, ya que, caso contrario, la mano de Dios saldrá dentro de poco y los destruirá”, según citó la agencia oficial de noticias iraní, IRNA. Una opinión similar expresó también en la vecina ciudad de Siahkal, donde afirmó que la tecnología nuclear dará al pueblo, “por lo menos, un salto progresivo de 50 años”.

   “Por ello, merece la pena suspender otras actividades durante 10 años para que el país consiga esa tecnología nuclear”, subrayó el mandatario iraní. Sus declaraciones coincidieron también con informaciones procedentes de Teherán que dan a entender que la República Islámica está abierta a todas la opciones y que ya está preparada para hacer frente a posibles   amenazas exteriores.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.