En vivo: el eclipse parcial de luna

access_time 17:17
|
11 de julio de 2019
|

Irán dice que podría derrotar la Royal Navy si quisiera

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1562850571323_107830619_reuters.jpg

El Reino Unido confirmó que debió expulsar a tres embarcaciones que intentaron impedir que una embarcación comercial viajara a través del Estrecho de Ormuz.

La Guardia Revolucionaria de Irán negó las afirmaciones de que el buque de guerra Devonport HMS Montrose, impidió que tres de los barcos de la nación se apoderaran de un petrolero británico en el Estrecho de Ormuz.

Un portavoz de la guardia dijo que, si hubiera recibido órdenes de apoderarse de barcos, lo habría hecho de inmediato.

En una declaración llevada a cabo por la agencia de noticias semioficial Fars, la marina de la Guardia Revolucionaria insistió en que no hubo enfrentamientos con barcos extranjeros, “especialmente barcos británicos”.

La Royal Navy afirmó que expulsó a tres embarcaciones iraníes que intentaron impedir que una embarcación comercial viajara a través del Estrecho de Ormuz.

El altercado se produjo un día después de que Irán se manifestara en contra de Gran Bretaña debido a la intercepción de un petrolero que se cree que está infringiendo las sanciones de la UE al llevar un envío de petróleo crudo a Siria.

“Contrariamente a la ley internacional, tres buques iraníes intentaron impedir el paso de un barco comercial, British Heritage, a través del Estrecho de Ormuz”, dijo un portavoz del Ministerio de Defensa.

El HMS Montrose se vio obligado a situarse entre los barcos iraníes y el British Heritage y a emitir advertencias verbales a los barcos iraníes, que luego se alejaron”.

“Estamos preocupados por esta acción y seguimos instando a las autoridades iraníes a que bajen la escalada de la situación en la región”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, calificó la versión británica de “inútil”, y dijo que se estaban haciendo declaraciones para “crear tensión”.

El miércoles, el presidente de Irán, Hassan Rouhani, fue citado por la agencia oficial de noticias IRNA durante una reunión del Gabinete diciendo que la toma de la semana pasada del supertanker en Gibraltar fue “mala e incorrecta”.

La incautación y el incidente en el Estrecho de Ormuz se producen en un momento especialmente delicado a medida que aumentan las tensiones entre Estados Unidos e Irán por el desenlace de un acuerdo nuclear de 2015, del cual el presidente Donald Trump se retiró el año pasado.

Las partes europeas en el acuerdo nuclear con Irán dijeron el martes que están “profundamente preocupadas” de que Teherán haya comenzado a enriquecer uranio a una pureza superior a la permitida en el acuerdo y pidieron una reunión urgente de todos los involucrados en el acuerdo.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.