access_time 19:44
|
14 de octubre de 2009
|
|
LA NECROPSIA SEÑALÓ QUE MURIÓ POR UNA LESIÓN TRAUMÁTICA EN EL CEREBRO

Investigan presunta mala praxis en la muerte de una mujer de 31 años

Mercedes Zangrand fue internada dos veces en un día en el Central porque le dieron el alta a pesar de estar grave. Citarán a los médicos.

La causa judicial comenzó a ser instruida en agosto por la muerte dudosa de una mujer de 31 años. Con el correr de los días, los investigadores intentaron determinar qué había ocurrido realmente con el fallecimiento de Mercedes Mariela Zangrand (31). El viernes, el expediente que lleva adelante la Oficina Fiscal Nº1 de Ciudad sumó un dato clave: la necropsia aseguró que la víctima pereció por una lesión traumática en el tronco cerebral y todo parece indicar que habría existido una mala praxis de parte de los médicos que la atendieron. “Por ahora no hay imputados. Pero en las próximas horas podría haber novedades.


     Lo más posible es que haya negligencia médica, pero no se puede confirmar nada aún”, soltó una alta fuente judicial. La mujer falleció el 3 de agosto en la sala de terapia intensiva del Hospital Central luego de ser internada dos veces en un día, ya que “uno de los médicos que la atendieron había decidido darle el alta, a pesar de su estado preocupante”, según el relato de los familiares de la víctima. Sin embargo, los problemas de salud para Zangrand comenzaron unos días antes, cuando fue a ser revisada en el Centro Quiropráctico de Avellaneda 840, en Ciudad, donde empezó a sentirse mal. “Los más involucrados son el médico que la atedió en ese centro y los facultativos que le dieron el alta en el Central.


    Ahora, la investigación deberá determinar quién tuvo alguna negligencia en el caso”, comentó una fuente policial. Una vez que los sabuesos recibieron la necropsia del Cuerpo Médico Forense que indicaría que hubo mala praxis, decidieron citar a la madre de la víctima para que relatara con lujo de detalles el hecho, con el objetivo de esclarecer cómo sucedió todo. Asimismo, la progenitora, identificada como Mercedes Higinia Jorda, se presentó ayer a la mañana en la Oficina Fiscal Nº1 de Ciudad y prestó declaración sobre el episodio. De esta forma relató que todo comenzó el 27 de julio de este año, cuando la mujer de 31 años se dirigió al Centro Quiropráctico de Ciudad para ser atendida por un médico, identificado por la familia de la mujer en la denuncia como Guillermo Corvalán.


    Cuando estaba siendo asistida por el facultativo, Zangrand comenzó a sentirse mal, por lo que debieron llamar a una ambulancia. Una unidad del ECI la llevó al Hospital Central, donde quedó internada. En el centro asistencial, la fémina permaneció durante la tarde y en la madrugada fue dada de alta por el médico de guardia. Sin embargo, según el testimonio de los familiares de la víctima, el novio de esta debió retirarla en brazos porque no podía caminar. A las 5 de ese mismo día, la familia de la mujer tuvo que llamar a una ambulancia nuevamente porque la chica se ahogaba y no podía respirar.


     Esta vez, una movilidad de la empresa Asistir fue la encargada de trasladarla de urgencia al Central, ya que su cuadro “era grave”. Según consta en el expediente que investiga la dependencia judicial, cuando la ambulancia llegó al hospital, el médico de Asistir comenzó a discutir con el facultativo que le había dado el alta, ya que por su estado “debía quedar internada”. A partir de ese momento, la mujer quedó en el Central en gravísimo estado. Un día después, es decir, el 29 de julio, la llevaron al Hospital Español y allí le practicaron varios estudios. En la noche del 2 de agosto, la paciente sufrió un paro respiratorio del cual, según los médicos, había podido salir.


     Sin embargo, a las 3 del 3 de agosto, dejó de existir. “Todo parece indicar que ha existido una mala praxis. Con las testimoniales que se tomen en las próximas horas se podrá tomar una decisión”, soltó una alta fuente de la pesquisa. Es que la investigación continuaría con el testimonio de los médicos que atendieron a la mujer en esos días. Es decir, que deberán comparecer en el expediente el facultativo del Centro Quiropráctico y los profesionales del Central. Como estos no fueron señalados con nombre y apellido por la denunciante, la Oficina Fiscal Nº1 ya envió un oficio para que el Central informe quiénes fueron los encargados de asistir a la damnificada el día del hecho. De esta forma, en los próximos días y con el relato de los involucrados, los pesquisas tomarán la decisión de imputar o no a los médicos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.