La impresionante foto del paso Pehuenche de este domingo

access_time 18:51
|
16 de mayo de 2018
|

Inspectores sufrieron una golpiza en los persas

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15265016458651%20IMG_9933.jpg

Unos 20 agentes de la Dirección de Fiscalización y Control del Ministerio de Economía montaron un operativo liderado por la directora del área, Mercedes Zuluaga y terminó en un enfrentamiento.

Un grupo de inspectores de la Dirección de Fiscalización del Ministerio de Economía fueron golpeados en la mañana de este miércoles cuando intentaron realizar un control de mercadería en locales de la zona de los persas de esta capital. Al momento de hacer la revisión para determinar si los productos se encontraban en regla, los comerciantes se resistieron y enfrentaron a los agentes. Tres de ellos, al menos, resultaron con traumatismos.

El hecho ocurrió entre las 11 y las 12 cuando unos 19 trabajadores (14 inspectores y 5 administrativos) se internaron en El Gigante, uno de los persas más importante de calle General Paz. Al frente de la delegación se encontraba Mercedes Zuluaga, la directora del área. La misión, que suele ir acompañada en algunos casos por la Policía, en este caso estaba integrada sólo por los agentes del área. 

Ya en El Gigante, los fiscalizadores se encontraron con la resistencia de algunos comerciantes que reaccionaron de manera violenta y los terminaron echando a los golpes. Según pudo saberse, tres empleados estatales terminaron con traumatismos en la espalda y en la cabeza.

En medio de los incidentes, uno de los inspectores habría sido encerrado en uno de los puestos, donde fue golpeado.

El malestar era tal que los comerciantes le rompieron las actas a los agentes. Por la batahola, la policía acudía al lugar para evitar más desmanes y el persa tuvo que cerrar sus puertas. 

Tras el operativo frustrado, la iniciativa generó malestar en el ministerio que dirige Martín Kerchner, donde recargaron la responsabilidad en la directora, Zuluaga, porque habría decidido la medida de manera inconsulta y sin sumar el apoyo de preventores capitalinos o de la policía, considerando que corrió riesgo la integridad de los empleados. 

Zuluaga explicó que el operativo que realizaron este miércoles fue parte de "rutina" y que, una vez que los comerciantes comenzaron a insultar y violentar a los inspectores, llamaron a la Policía y abortaron la misión.

Según la funcionaria "sólo uno de los trabajadores fue agredido por la espalda y tras lo ocurrido se retiró a su domicilio". 

El control a estos comercios incluye, principalmente, el chequeo de etiquetas, procedencia del producto y exhibición de precios.

Inspectores precarizados

Además, la agresión desnudó otra problemática: la precarización laboral de los agentes. Según detalló Federico Lorite, representante de Sitea, desde hace varios años los inspectores trabajan bajo un convenio de trabajo entre el Ministerio de Economía y la Universidad Nacional de Cuyo.

La provincia traslada los fondos a la UNCuyo y es la fundación de esa casa de estudios quien les paga el sueldo. Es decir, que aproximadamente 28 trabajadores facturan a la universidad pero trabajan para el Ejecutivo.

"El problema es que estos trabajadores usan autos oficiales, labran actas a supermercados y grandes cadenas pero están tan irregulares como los comercios que inspeccionan y ni siquiera cuentan con una cobertura de ART", agregó Lorite.

La subsecretaria de Administración del ministerio de Economía, Sandra Tennerini, indicó que por el sistema de contratación que tienen "no les corresponde la ART" pero están cubiertos a través de un seguro de responsabilidad civil que se paga a través de la UNCuyo. Por lo tanto "no están desprotegidos", aseguró la funcionaria.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.