Un año después de la restauración que la catapultó a la fama, la artista se reivindica presentando una versión mejorada de su restauración, que es la imagen de la etiqueta de una edición especial de un vino, que lleva su nombre. “Tenía mucha ilusión de que yo fuese quien lo hiciera”, “Pues me decían que no has sabido hacer el Ecce Homo, si que supe”, dijo la artista.

Desde la bodega que el año pasado había utilizado la imagen del Cristo restaurado por Cecilia, que dio la vuelta al mundo, esta vez lo hicieron con la versión mejorada y aseguran que las creaciones de Cecilia, como el vino, mejoran con el tiempo.

Fuente: Telecinco