access_time 07:59
|
4 de enero de 2011
|
|

INSISTENTE

Íbamos en un taxi camino a la Casa de Gobierno ayer a la mañana cuando, de repente, el conductor divisó a lo lejos a una bella mujer de vestido negro caminando por la vereda

      Íbamos en un taxi camino a la Casa de Gobierno ayer a la mañana cuando, de repente, el conductor divisó a lo lejos a una bella mujer de vestido negro caminando por la vereda. Acercó el auto a ella y comenzó a decirle piropos, uno tras otro, al principio simpáticos e inocentes, para dar paso luego a verdaderos improperios. Dos cuadras “persiguió” el taxista a la chica, que ni se inmutó, quizás acostumbrada a los piropos –y las groserías– masculinas. Urgente hace falta la policía antibabosos en la calle.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.