access_time 19:05
|
22 de septiembre de 2006
|
|
FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN

Inició la competencia

El encuentro cinéfilo arrancó ayer con la proyección de Ghosts.

    Las tragedias y los efectos de la inmigración ilegal serán el plato fuerte del Festival de Cine de San Sebastián, en su 54° edición. La película Ghosts, de Nick Broomfield, que narra el drama de 23 inmigrantes chinos que se ahogaron en la costa de Inglaterra en el 2004 mientras recogían berberechos, inauguró el ayer el festival más antiguo y prestigioso del mundo hispano, que se extenderá por 10 días. El acontecimiento, realizado en la ciudad costera vasca de San Sebastián, en el norte de España, también incluirá una retrospectiva especial sobre la emigración en el cine durante los últimos años, titulada Emigrantes.

    “Es una idea que teníamos presente desde principios de año, por su cercanía, por su actualidad”, dijo el director del festival, Mikel Olaciregui, a la prensa española. “Queríamos mostrar cómo han sido todos los movimientos migratorios a lo largo de la historia a través del cine”. Además, se exhibirán siete producciones de realizadores mexicanos, como Children of men, de Alfonso Cuarón, y Babel, de Alejandro González Iñárritu, que competirán en la sección Zabaltegui-Perlas, por el premio TCM del público.

    Aunque catalogado como el hermano menor de los festivales de Cannes y Venecia, el de San Sebastián se ha ganado el respeto de los cinéfilos como uno de los festivales más serios del Viejo Continente. Este año se exhibirán unas 200 películas, antes de cerrar con Lonely hearts, de Todd Robinson, protagonizada por Salma Hayek y John Travolta. Con una fuerte concentración de cintas europeas, Ghosts y otros 15 filmes competirán por la Concha de Oro a la mejor película y otros premios oficiales.

    También compiten la cinta belga-francesa de Marion Hansel, Si le vent souleve les sables (Los sonidos de la arena), y la del director estadounidense Tom DiCillo, Delirious. También se exhibirán películas fuera de competencia, como The boss of it all, del danés Lars von Trier, así como Más allá del espejo, del fallecido catalán Joaquín Jorda. Por otro lado, el premio Donostia, presentado a grandes personalidades del cine en reconocimiento de su trayectoria, irá al veterano actor sueco Max von Sydow y al estadounidense Matt Dillon. Con casi 130 películas en su haber, Von Sydow sigue trabajando activamente, este año filmó L’Inchiesta. Dillon, por su parte, interpretó sus papeles más aclamados en los últimos dos años, en las cintas Factotum y Crash.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.