access_time 11:22
|
2 de mayo de 2007
|
|
DRAMÁTICO CASO EN TUNUYÁN

Inhumaron a Calisaya y reclamaron justicia

Unas quinientas personas despidieron los restos del sexagenario, quien falleció tras ser golpeado durante una discusión por un incidente de tránsito. El agresor, Ezequiel Fadel (24), está imputado pero continúa en libertad

    En la tarde de ayer fueron inhumados los restos de Teodoro Calisaya (67), el hombre que falleció tras padecer una muerte cerebral producida por las lesiones ocasionadas por un joven de 24 años, quien agredió al sexagenario en una pelea ocurrida el sábado. Durante el entierro, sus familiares reclamaron justicia, ya que el joven agresor está imputado pero en libertad. La víctima de este caso de extrema violencia, que se inició tras una discusión ocasionada en un incidente de tránsito, pudo ser velada en el Valle de Uco, luego de haber transcurrido sus últimos momentos en terapia del Hospital Central de Mendoza.

    Calisaya nunca pudo recuperarse de los severísimos traumatismos que sufrió en la cabeza cuando se ocasionó un altercado vial en la intersección de Roca y Moreno, en Tunuyán, hecho en el que participó junto a Ezequiel Fadel. Calisaya golpeó con la cabeza en el asfalto luego de haber recibido una trompada que lo hizo caer y, tras esta, otros golpes más que habrían sido dados cuando el herido estaba sin chance de defenderse. Este joven está imputado por el delito de homicidio preterintencional, que prevé condena de entre tres y seis años de prisión.

    El caso recayó en las manos del juez Fernando Ugarte y en los primeros momentos de la reconstrucción de la pelea surgió un dato policial por el que se le adjudicaba a Calisaya algún intento de lesionar a Fadel con un arma blanca. Pero la versión de este efectivo, quien parecía querer inclinar la balanza hacia el lado en el que se podía llegar a encubrir a un sobrino de la diputada nacional Patricia Fadel, no tuvo mayor asidero ante los testimonios de otras personas que presenciaron la pelea. Sucede que a la conmoción que ocasionó en Tunuyán esta trágica historia se le sumó la adhesión masiva en la cobertura periodística de este hecho, la que se sostuvo en el temor de que se tergiversaran los hechos.

    En los inicios de esta fatal historia, la causa judicial fue caratulada como lesiones, para luego ser elevada a lesiones graves y, tras la confirmación del deceso de Calisaya, este hecho quedó bajo la figura de homicidio preterintencional. Esta figura le brinda la posibilidad al joven Fadel de continuar su proceso penal en libertad. Luego del velatorio, realizado ayer a la siesta y que se vio demorado por los trámites del Cuerpo Médico Forense, cerca de las 17.30, unas 500 personas despidieron los restos de la víctima en el cementerio de Tunuyán. Mientras se realizaban las exequias, varios fueron los familiares, amigos y allegados a Teodoro Calisaya que reclamaron que este caso no quede impune y que el poder político no pese a la hora de impartir justicia.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.