access_time 07:24
|
13 de junio de 2017
|
Salud

Informe: a qué edad elige ser madre la mayoría de las mendocinas

<p>Un trabajo&nbsp;del Ministerio de Salud de la Naci&oacute;n tambi&eacute;n brind&oacute; datos de la formaci&oacute;n acad&eacute;mica y situaci&oacute;n amorosa en la que se encuentran estas mujeres al momento de dar a luz.</p>

Por:

Planificar ser madre no siempre puede ser una opción, dependiendo la realidad de esa persona. Independientemente de eso, la mayoría de las mendocinas se convierten en madre en su juventud durante una relación formal.

Las Estadísticas Vitales de Información Básica de 2015, publicadas por el Ministerio de Salud de la Nación detallan una serie de datos sobre la situación en la que se encontraban las madres de los 35.476 bebés mendocinos nacidos ese año.

Las edades de estas mujeres influyó en la cantidad de niños, siendo las de 20 a 24 años las parturientas que dieron a luz a 9.120 niños, le siguen las de 25 a 29 con 8.427 menores, y las de 30 a 34 años con 7.446 bebes. Las de menor rango fueron las adultas de 45 en adelante con 66 y las menores de 15 años con 97 nacidos vivos.


Fuente: Dirección de Estadísticas e Información de Salud, Ministerio de Salud de la Nación
 

La educación también fue un factor importante, según el informe de las 35.476 madres, 10.240 no finalizaron sus estudios secundarios y polimodal, 8.387 si los completaron, y 6.167 tienen una carrera terciaria o universitaria concluida. Mientras que las mujeres no pudieron ni siquiera completar el nivel inicial fueron 2.490.


Fuente: Dirección de Estadísticas e Información de Salud, Ministerio de Salud de la Nación
 

La presencia del padre durante la gestación tuvo su repercusión en los nacidos vivos. Según los datos oficiales, las cifran incrementaron en las madres de 20 a 34 años que contaron con el apoyo masculino con un total de 22.120; y disminuyó a 370 bebés en las madres solteras de 35 años en adelante.


Fuente: Dirección de Estadísticas e Información de Salud, Ministerio de Salud de la Nación
 

Estos datos del 2015 no difieren mucho con las actuales, según los especialistas

El jefe del departamento de Perinatología del hospital Lagomaggiore, Ernesto Olcese, contó a El Sol que esas cifras se dan por tratarse de las edades en las que las mujeres se encuentran más fértiles.

Además, indicó que la cantidad de nacimientos y edad de la madre varía muchas veces según la entidad pública o privada a la que se dirija. Así, son más los madres menores de 25 años las que se asisten en los nosocomios del Estado, y mayores de 26 años las que dan a luz en los entes privados.

En cuanto al riesgo de salud debido a los extremos de las edades, Olcese contó que "en las pacientes adolescentes, hasta los 19 años, hay mayores problemas que no son tanto físicos pero sí psicológicos y sociales. Después de los 35 años existen factores no solamente asociados a la edad como la diabetes o hipertensión arterial, sino que además, se produce un factor problemática para quedar embarazada".

La edad óptima para ser madre, según el experto, ronda desde los 25 a los 30 años, ya que se considera que la mujer logró sus metas educativas y laborales y se encuentra en un buen momento de salud física.

Este detalle brindado por Olcese coincidió con el expresado por el neuropsicólogo Jorge Quiroga, quien dijo a El Sol que si bien la mujer se encuentra apta para formar una familia a partir de los 20 años, de acuerdo a los cambios culturales y sociales es mejor que este proyecto se efectúe a partir de los 25 años, ya que lo que influye es el nivel cognoscitivo.

"El nivel de estudio es importantísimo para el desarrollo cognoscitivo, ya que una persona que tiene mayores años de estudios genera una reserva cognitiva muy útil para el racionamiento y organizar su pensamiento. No es que sean más inteligentes, sino que tienen más recursos para resolver situaciones", remarcó Quiroga.

El especialista contó que es común ver en consultorio a mujeres que debido a los fracasos universitarios y amorosos postergan sus proyecto de maternidad hasta los 35 años en adelante. Esto puede significar una complicación para los padres, ya que "el nivel energético no es el mismo, y comienzan las complicaciones por entender al otro".

Sin embargo, consideró que "formar una familia y que sea exitosa no depende de la edad sino de la iniciativa e interés de participar en la vida de los hijos y que ellos participen en la de los padres".

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.