access_time 16:39
|
20 de noviembre de 2009
|
|
CÁMARA ALTA

Increíble: el PJ pidió sesión especial y luego trabó el debate por el endeudamiento

Los oficialistas se apuraron en sesionar, pero después, los votos positivos eran insuficientes para aprobarlo. El tratamiento se hará el martes.

    La Legislatura es, muchas veces, escenario de las más extrañas contradicciones. Esto quedó reflejado ayer, cuando el PJ llamó a una sesión especial apuradísima para tratar el proyecto de endeudamiento que salió ayer con media sanción de la Cámara Baja. Pero, al darse cuenta de que no contaban con la mayoría especial que necesitaban para aprobarlo (16 de los 24 votos presentes), decidieron darle curso al pedido de radicales y demócratas de tratar el tema la semana que viene. Por su parte, lo que hicieron los senadores de la UCR no fue mucho más comprensible.

    Esto es porque, si bien el bloque radical terminó dando su apoyo el miércoles al proyecto oficialista, ayer no quisieron ni hablar de la media sanción y pidieron más tiempo para reflexionar. Una decisión similar tomaron los demócratas. Todo parece indicar que los legis ladores de ambos partidos querían más tiempo para estudiar el proyecto y por eso pidieron un cuarto intermedio hasta el martes.

    He aquí lo más sorprendente del caso: los peronistas dijeron que se tomarían la pausa solicitada por los senadores, pero que no estaban seguros de aceptar cambios en la media sanción proveniente de Diputados. Por esto, haber aceptado el cuarto intermedio terminó siendo inexplicable Así lo expresaron algunos cobosradicales presentes, como los senadores Aníbal Rodríguez y Sergio Moralejo, ante la mirada iracunda del presidente del bloque PJ, Luis Ruzo y del senador justicialista Miguel Serralta.

    DIVIDIDOS.
Si bien se mostraron juntos hasta que comenzó la discusión fuerte por el endeudamiento, hoy por hoy, la interna entre cobistas y radicales y de cada uno de ellos hacia legisel interior de sus propios bloques divide al Frente Cívico (ver páginas 2 y 4). La votación del endeudamiento en Diputados fue una muestra, pero la que vendrá en el Senado no será mucho mejor. En un comienzo, los radicales no quisieron siquiera dar quórum. De hecho, no se sentó ni uno de los siete radicales en sus bancas.

    Finalmente, aparecieron Leopoldo Cairone y Walter Sáenz, mientras que Fanny Llobel estuvo ausente con aviso. Faltaron, eso sí, los cuatro iglesistas: Mauricio Suárez, Abel José, Miguel Manzano y José Martínez. Pero los dos radicales que se sentaron votaron por dejar la ley en compás de espera. Cairone aseguró que tenía que pensar si quería introducir modificaciones al proyecto. Los únicos abroquelados fueron los cobistas presentes, aunque toda regla tiene su excepción: Sergio Bruni, quien votó con los radicales. La situación de los demócratas fue similar, quisieron extender el período de meditación de la ley. Lo cierto es que, si se hubiera debatido ayer, los cobistas contaban con los votos suficientes para hacerla caer, pero perdieron la oportunidad.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.