access_time 14:54
|
29 de octubre de 2009
|
|
INVERSIÓN

Inauguraron instalaciones de la UNCuyo en San Rafael

Quedó habilitada ayer la segunda etapa de ampliación del edificio de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria. Incluye una nueva biblioteca, sala de lectura y un aula de Física, entre otras comodidades. La obra costó siete millones de pesos.

    Son 3.000 los metros cubiertos recién construidos que se inauguraron en la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria, en San Rafael, que llevarán a 7.500 metros cuadrados totales la superficie de la unidad académica. El edificio inaugurado es la segunda etapa de una ampliación que se estrenó en setiembre del 2007. La flamante edificación contó para su ejecución con presupuesto del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación y aportes de la propia universidad, con una inversión de siete millones de pesos, que se adicionan a los cinco ejecutados en la primera etapa.
BENEFICIO PARA TODA LA REGIÓN SUR. Con las nuevas instalaciones, la universidad pone a disposición de la comunidad de San Rafael una edificación que posibilita ofrecer no sólo educación superior, sino también una serie de servicios a los habitantes del Sur de Mendoza. Así, los 1.000 alumnos de la facultad, distribuidos en cinco carreras de base científico-tecnológica, y alrededor de 300 estudiantes de carreras de distintas unidades académicas de la UNCuyo que cursan en ese edificio se beneficiarán con una nueva biblioteca y su correspondiente sala de lectura, un aula de Física y una planta piloto donde realizar sus prácticas. La Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria representa la institución educativa de nivel superior más grande del Sur provincial y presta una gran variedad de servicios a su comunidad. Entre ellos se puede mencionar el análisis de alimentos a través de su laboratorio de bromatología, que certifica la calidad de la comida. También analiza la calidad del agua y aire. Además, presta sus instalaciones a otras carreras y facultades de la UNCuyo, como las de Ciencias Económicas, Filosofía y Letras, Educación Elemental y Especial, Odontología y Ciencias Médicas, que ofrecen diversas carreras que dictan en la sede de la Ciudad de Mendoza, también para las ciudades de San Rafael, General Alvear y Malargüe. La facultad produce vino tinto malbec y blanco fino elaborado por los estudiantes como parte de sus prácticas profesionales.
 LA NUEVA EDIFICACIÓN. La segunda etapa de ampliación de la unidad académica incluye una biblioteca con su correspondiente sala de lectura. Un aula de Física con capacidad para alrededor de 100 personas, con equipamiento especializado para el trabajo específico de esa asignatura. Una planta piloto de procesos unitarios de cerca de 1.500 metros cubiertos, donde podrán realizar sus prácticas las dos carreras de Ingeniería. La planta es una escala intermedia entre un laboratorio y una industria petroquímica. Incluye concentradores, destiladores, cristalizadores, cinta transportadora y bancos de bombas, y el orgullo es una bodega boutique. Contará, además, con equipamiento para la industria cárnica y la panificación, más una sala de análisis sensorial.
    Estas nuevas instalaciones se suman a una primera etapa de ampliación del edificio que en setiembre del 2007 habilitó un hall de ingreso, un aula magna que se utiliza como auditorio y sala multimedial no sólo para propósitos académicos, sino también para todo tipo de actividades culturales de instituciones, grupos y organizaciones de la ciudad de San Rafael. También se habilitaron aulas comunes y laboratorios. Es una construcción de planta baja y tres niveles. En el subsuelo se ubica la sala de máquinas del ascensor, tanque cisterna, central de bombeo, tablero general de energía eléctrica e instalaciones termomecánicas. En la planta baja, el hall de ingreso, el aula magna, tres laboratorios de informática para uso de la facultad, el Instituto Tecnológico Universitario y la delegación local de la Facultad de Ciencias Económicas y un laboratorio de idiomas.
LA FACULTAD. La Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria prepara profesionales con una sólida formación científica, técnica general y especializada necesaria para atender en forma integral las industrias química, de alimentos y vitivinícola y el ámbito de la educación permanente. Es una de las más jóvenes facultades de la Universidad Nacional de Cuyo. Su incorporación como tal fue aceptada formalmente por la Asamblea Universitaria del 15 de diciembre de 1993. Sin embargo, viene funcionando desde 1961, inicialmente como Instituto Tecnológico Superior San Rafael y a partir de fines de 1964 como Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria, dependiente del Gobierno de Mendoza, en la que se impartían las carreras de Ingeniería en Industrias de la Alimentación e Ingeniería en Petroquímica y Mineralurgia.
    Su creación es coherente con la estructura y actividad económica de la provincia y la región, centradas en los complejos agroindustriales que elaboran materias primas locales –vid, frutas, hortalizas y cría de ganado–, sumándose la producción de bienes intermedios –destilación de petróleo y ferroaleaciones, entre otros–, el desarrollo de una industria metalmecánica de cierta complejidad y el turismo. Actualmente son alrededor un millar los alumnos que cursan sus estudios en Ciencias Aplicadas a la Industria.
    La facultad otorga los siguientes títulos: ingeniero en Industrias de la Alimentación, ingeniero Químico (con orientación Petroquímica y Mineralurgia), profesor de grado universitario en Química, químico analista (título intermedio de las carreras de Ingeniería), químico Industrial Superior (título intermedio de la carreras de Ingeniería), bromatólogo y técnico universitario en Enología y Viticultura.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.