access_time 21:06
|
4 de diciembre de 2017
|
Fiscalía de Homicidios

Imputaron a la joven que mató a su novio y declaró que no quiso hacerlo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1512432209545portadapareja2.jpg
Marisol y José Luis se mostraban muy unidos en las redes sociales.

Marisol Silva (21) y José Luis Baltierri (23) tuvieron una pelea y él resultó con una grave herida en el cuello que le quitó la vida. La chica fue acusada por el homicidio pero declaró que no tuvo intención de lastimar a su pareja y que la lesión se produjo en medio de un forcejeo.

Horas de dramatismo vivieron la madrugada de este lunes los vecinos de calle Valdivia, en Dorrego. Una joven a los gritos pidiendo auxilio en la calle alertó a todos sobre un hombre tendido en el interior de una vivienda, con una grave herida en el cuello. Se trataba de la pareja de la chica. En medio de una discusión, ella, identificada como Marisol Silva Castro (21), le había dado un puntazo con un cuchillo, contaron los testigos. Al cabo de algunos minutos, el muchacho, llamado José Luis Baltierri (23), murió.

Al parecer, ambos estuvieron discutiendo y, tras un forcejeó, se produjo la letal agresión. Silva resultó aprehendida y durante la tarde fue imputada por homicidio agravado por la relación de pareja. La fiscal de Homicidios Claudia Ríos tomó la decisión mientras subroga a su par Gustavo Pirrello. La joven permaneció durante varias horas en estado de shock pero una vez que se recuperó, declaró y afirmó que no tuvo intención de matar a su novio.

“Mi marido está muerto”

Marisol y José Luis habían comenzado hace poco a vivir juntos, con su pequeño hijo de 1 año. Dos meses atrás, la joven familia se mudó a una vivienda de Valdivia 537, ubicada entre los barrios Covipa y General Arredondo de la citada localidad guaymallina.

En horas de la madrugada, ambos estaban en su casa en compañía de una amiga de Silva. Tomaban una bebida alcohólica y conversaban. Todo transcurría con normalidad. Sin embargo, pasada la 1, la pareja empezó a discutir. De acuerdo con fuentes del caso, la pelea se tornó violenta y empezaron a forcejear.

Según la reconstrucción, Baltierri habría golpeado a su novia en el rostro, por lo que Silva tomó un cuchillo tipo tramontina que estaba en la bacha de la cocina para defenderse y le provocó una herida a la altura del cuello. Todo ante la presencia de su hijo y la chica que los acompañaba.

Baltierri quedó tendido en el suelo y comenzó a desangrarse, pues la mujer le había cortado la arteria aorta. Mientras, Silva salió corriendo a la calle para pedir auxilio. “¡Mi marido está muerto, mi marido está muerto, ayúdenme!”, gritaba la joven madre, provocando que muchos vecinos salieran de sus hogares para saber qué estaba pasando.

Alguien que se acercó hasta la escena llamó a la línea de emergencias 911. Cerca de las 2.10 llegaron dos movilidades de la Unidad Investigativa Departamental Guaymallén (UID). Según vecinos, en medio de la desesperación, Marisol intentó suicidarse, pero los efectivos lograran que depusiera su actitud. Luego, cuando su amiga explicó a los pesquisas lo que había sucedido, Silva, que permanecía en estado de shock, fue aprehendida.

Apuntan a la legítima defensa

Marisol Silva quedó detenida en los calabozos de la Comisaría 45ª. En horas de la tarde fue trasladada a la Fiscalía de Homicidios. Claudia Ríos le iba a comunicar la imputación. Pero, además, tras hablar con su abogado decidió contar su versión de la historia.

En el despacho de la representante del Ministerio Público, la joven mantuvo la reconstrucción que había brindado su amiga a los policías que trabajaron en la escena y, además, aportó un dato clave: Silva afirmó que tomó el arma homicida para defenderse pero que no le propinó un puntazo a su pareja, sino que fue el mismo joven quien se abalanzó sobre ella, provocándose la herida por la misma fuerza que ejerció. Esta versión deberá ser constatado tras la necropsia, exámenes psicológicos y demás análisis.

Por su parte, fuentes consultadas señalaron a El Sol que Silva venía sufriendo los maltratos por parte de Baltierri desde hace tiempo y que nunca se dirigió a realizar la denuncia correspondiente por miedo. Además, contaron que la imputada dijo que se trataba de un joven agresivo, violento y con mucha fuerza, ya que practicaba kick boxing.

Con respecto a la causa, trascendió que Marisol presentaba escoriaciones y hematomas en algunas partes del cuerpo. Uno de los objetivos de los pesquisas será determinar si las lesiones se provocaron durante el episodio que terminó con la vida de Baltierri o si son de vieja data, lo que apoyaría la versión de la chica.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.